Toma nota: haz tu propia crema pastelera casera

Elabora tú mismo esa crema, que te servirá de relleno para varios dulces.

¿Probaste alguna vez a hacer tu propia crema pastelera?

La crema pastelera está presente en muchas facturas, tortas o pasteles.

crema pastelera haz tú misma tu propia crema pastelera. - Instagram

Te vamos a dar los tips para elaborar tu propia crema pastelera, según la web recetasderechupete.

Ingredientes

  • 500 ml. de leche entera
  • 4 yemas (de huevos XL)
  • 125 g. de azúcar blanco
  • 50 g. de fécula o almidón de maíz
  • 1 vaina de vainilla
  • La piel de un limón (también puede ser una naranja)
  • Manteca (opcional)

Preparación de la leche aromatizada

  1. Comienza por la vaina de vainilla. Dale un corte a lo largo, ábrela y retira con un cuchillo las semillas del interior
  2. A continuación, lava el limón y pela la piel finamente, sin que lleve parte blanca. En función de gustos, puedes usar mayor o menor cantidad de piel, ya que el sabor del limón a muchos os puede resultar cargante.
  3. De la leche, separa 150 ml. en una taza. Incluso si quieres que quede un poco más sabrosa le puedes añadir un toque de nata, con un chorrito es suficiente.
  4. El resto lo puedes calentar en un cazo, a fuego medio. Cuando esté a punto de hervir, pero que no llegue a hacerlo, retira del fuego.
  5. Añade la vainilla, la piel del limón y deja infusionar unos 30 minutos, con el cazo tapado. Mientras, infusiona la leche vamos a mezclar el almidón o harina de maíz.
  6. Disuélvela  en la taza de leche, removiendo bien, para que no queden grumos. Reserva.

Preparación de la crema pastelera

  1. En primer lugar, en una cacerola pequeña, añade las yemas de los huevos y poco a poco echa el azúcar, removiendo sin parar con unas varillas para que no se pegue.
  2. A continuación vierte la leche con la harina o almidón de maíz (Maicena). Sigue removiendo, para que se haga una mezcla bien homogénea y sin grumos.
  3. Pasado el tiempo de infusionado y reposo añade a la cacerola la leche infusionada, colándola y de paso separando la vainilla y la piel del limón.
  4. Ahora, ve echando poco a poco y mezclando al mismo tiempo. Pon a fuego medio-bajo (4 en escala de 1 a 10) y comienza a remover sin parar, poco a poco y sin prisas.
  5. Al principio cuesta un poco pero luego irás comprobando cómo va tomando textura la crema y se va espesando. Sigue removiendo y de repente, cuando tenga la temperatura ideal notarás como espesa y adquiere esa textura tan suave y reconocible cualquier crema pastelera.
  6. Luego, retira del fuego y pasa la crema a un bowl o jarra de cristal, así no adquirirá ningún sabor del recipiente.
  7. Deja atemperar y luego reserva tapada con un film transparente en  la heladera, hasta el momento de su uso.

¡Lista! ¿Viste que sencillo?

 

No te pierdas el video en