¿Probaste el postre de la crema catalana? Anímate a hacerla en tu casa

La crema catalana, procedente de Cataluña, es un postre delicioso para cocinar tú

Si no has probado la crema catalana, no sabes lo que te estás perdiendo.

El postre más típico de Cataluña, se puede preparar de forma casera y sencilla.

crema catalana Prueba a preparar este delicioso postre catalán en casa. - Instagram

La web Recetas de Escándalo da tips a cómo hacer la mejor crema.

Ingredientes(unas 4 raciones)

  • 500 ml de leche (entera, semidesnatada, desnatada, o de almendras o soja, como tú quieras).
  • 1 rama de canela.
  • La piel de medio limón.
  • La piel de media naranja.
  • 4 yemas de huevo.
  • 15 gramos de maicena.
  • 60 gramos de azúcar más 1-2 cucharadas soperas por ración para caramelizar por encima.

Preparación

  1. Quítale la piel a la naranja y al limón pero solo la parte más superficial de forma que no arrastre parte blanca, solo debe ser naranja o amarilla respectivamente.
  2. Ponlo en un cazo a fuego medio pon la leche junto con la rama de canela y la piel de la naranja y la piel del limón. Justo antes de que empiece a hervir (verás que empieza a haber burbujitas pequeñas en la superficie). Si tienes un termómetro antes de que llegue a 100ºC), retira el cazo del fuego.
  3. A continuación, prepara en un bowl las yemas de huevo junto con el azúcar y la maicena y bátelo todo con unas varillas. Verás que al principio la mezcla es un poco seca, pero si sigues batiendo con fuerza, poco a poco se volverá cremosa y finalmente tendrá un aspecto bastante homogéneo.
  4. Después, vierte en el bowl la leche infusionada poco a poco y haciéndola pasar por un colador para que se queden en él las pieles de los cítricos y la rama de canela. Remueve la mezcla.
  5. De nuevo, vierte la mezcla en el cazo que habías utilizado y ponlo a fuego bajo mientras remueves sin parar para que no se te pegue a la vez que ves cómo se espesa.
  6. Finalmente verás que se empieza a espesar casi de golpe. Cuando veas que está así apártala del fuego, ¡ya está lista!
  7. Ahora, distribúyela en los moldes o recipientes en los que la vayas a servirla. Si no te queda muy lisa por arriba puedes alisarla con el reverso de una cuchara.
  8. Cuando esté fría puedes introducir los recipientes en la nevera para que repose al menos 4 horas.

Como toque final, justo antes de servirla, esparce azúcar por encima.

Carameliza el azúcar con ayuda de un soplete y ya la tendrás lista.

¡Esperamos que la disfrutes!

 

No te pierdas el video en