Un autoanálisis del antes y después del COVID-19

Por Adriana Rivera

Hemos vivido días en los que hemos tenido cambios a causa de la pandemia del COVID-19, no todos positivos ya que hemos tenido que ver situaciones que no hubiéramos querido ver, como el cierre de empresas, muchos despidos situaciones que para la mayoría son indeseables y nunca estamos preparados.

Sin embargo este tiempo nos enseño mucho.

1. Innovación sobre todas las cosas

No debemos estar cómodos con nuestro trabajo y nuestro negocio, la innovación debe ser el pilar numero uno para siempre tener un plan de acción.

Cuando empezó el confinamiento muchos emprendedores y negocios familiares decidieron crear tiendas online y dar así salida a su producto. Es una pequeña inversión que puede hacer que el negocio salga a flote.

2. No poner los huevos en la misma canasta

Tenemos el talento, las ganas y excelente ideas. Apostamos por un solo tipo de negocio y nos va excelente pero de repente algo muy desagradable pasa y lo perdemos todo, lo que más he valorado de este tiempo ha sido el poder abrir mi mente a nuevos servicios y nuevos mercado por supuesto apoyándome siempre en las herramientas digitales

3. La habilidad más demandada hoy en día es la resolución de conflictos

Durante el confinamiento, a quienes les fue bien son aquellos perfiles y empresas más flexibles que supieron adaptarse y ampliar su oferta en base a las necesidades del mercado.

Ejemplo: Phillips empresa de tecnología, hoy en día hace liquido desinfectante para matar virus y puede utilizarse en pantallas y lentes.

Son personas y empresas que toman las situaciones e imprevistos como retos por lo que rápidamente se adaptan o buscan soluciones.

4. Siempre contar con un fondo de ahorro

La frase que más se ha evidenciado en esta pandemia ha sido: pan para hoy y hambre para mañana, seguimos en crisis porque los países no gestionan como empresas.

Es fácil si gastas más de lo que tienes y nunca ahorras. Pues nadie te va a prestar y mucho menos vas a poder salir adelante en los tiempos de vacas flacas.

Después de confinamiento y de que se active el consumo veremos una ola de nuevos emprendedores que aprovecharán el cierre de empresas para emprender y esto será porque habrán tenido un fondo de ahorro.

El fondo de ahorro nos da la capacidad de maniobra que necesitamos para reaccionar ante estas situaciones.

5. No creer todo lo que dicen las redes

He visto las redes llenas de propuestas de valor que carecen de experiencia, y muchas que parecen estafas con títulos como "gana dinero fácil invirtiendo", otra como "soy community manager, me la paso viajando, es muy fácil". He visto charlas de personas que no tienen experiencia y se autodenominan expertos.

Lo que rescato de este tiempo de aprendizaje

No hay dinero fácil. Para que algo de frutos debemos sembrar, formarnos, emprender, crecer con educación. Y para que se mantenga, debemos cumplir con la propuesta y finalmente debemos ser lo suficientemente inteligentes para ahorrar e invertir siempre en innovación y tecnología.

¿Y tú, qué has aprendido este tiempo?

Más en Nueva Mujer:

Descubre las ventajas y desventajas detrás del ayuno intermitente que los famosos practican

Es un estilo de vida que se está popularizando cada vez más.