Lifestyle

Las mujeres que bailan en tiempos de crisis son capaces de superar cualquier obstáculo

Cuando todo parece derrumbarse, bailar es la respuesta

Bailar es divertido y emocionante; calma nuestra alma y nos hace sentir bien. Quien se atreve a mover su cuerpo al ritmo de la música, sin importar nada, conoce la verdadera felicidad.

Sí, nos encontramos en tiempos difíciles. Estamos frente a una crisis sin precedentes que nos mantiene angustiadas y temerosas pero si algo puede hacer que todo sea mejor, al menos por unos instantes, es el baile.

No se puede negar que hay algo en la danza que nos inspira, que nos llena de energía y que nos da una felicidad instantánea.

LEER MÁS: Normalicemos las terapias psicológicas ante una depresión o ansiedad

Y no sólo es un capricho o una loca fantasía sino que varias investigaciones sugieren que bailar es la clave para vivir más tiempo y hacerte lucir joven. Incluso aseguran que es el mejor antidepresivo gracias al impacto positivo que tiene en el cuerpo y la mente.

Las películas nos han enseñado que la danza es un chispazo de esperanza. 

He ahí el secreto detrás de la sonrisa de quienes aman bailar. Porque aún en tiempos de crisis, son capaces de superar cualquier obstáculo.

La danza te da una sensación de bienestar. Estar encerrada y aislada del mundo exterior puede hacerte sentir agotada y sin ánimos de nada pero cuando decides poner tu música favorita y moverte al ritmo de ella, pasa algo muy poderoso. De pronto, siente cómo el estrés va desapareciendo poco a poco y sin darte cuenta, terminas con una enorme sonrisa.

Bailar aumenta los niveles de hormonas «de la felicidad» como la serotonina y la dopamina. Ya que el baile aumenta tu ritmo cardíaco, aumenta el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluido el cerebro. Cuando el cerebro se oxigena y se desempeña a su máxima capacidad, se mejora no solo la cognición sino también el bienestar emocional.

Bailar calma tu alma. SIn esfuerzo, te ayuda a olvidarte de las dificultades que estás atravesando, al menos por unos momentos. Es una forma de meditación y sanación que pocas cosas logran.

LEER MÁS: Sanar después de una experiencia traumática es difícil pero no imposible. Tómate tu tiempo

Así que no importa cuán frustrante o incierto sea el momento que estás viviendo. No dejes de reír, de bailar o de sentir. En la danza encontrarás aquello que es necesario para afrontar cualquier situación, por más caótica que sea. Te hace más empática y sensible con los que te rodean, te ayuda a comprender lo que sucede y transforma las dudas en algo que te de felicidad.  

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos