Esto es lo que sucede con tu cuerpo cuando tienes ovario poliquístico

El ovario poliquístico puede ser difícil de detectar así que es importante que prestes atención a tu cuerpo

Las mujeres tenemos cada vez más acceso a información sobre nuestra salud sexual, pero cuando se trata de padecimientos como el ovario poliquístico, existen muchas dudas y miedos.

El Síndrome de Ovario Poliquístico (PCOS) puede ser difícil de determinar por sí mismo. ya que cada cuerpo es diferente. Es por ello que los signos de este trastorno hormonal y reproductivo pueden ser fáciles de pasar por alto. De hecho, según la Conceptions Florida, Clínica de fertilidad en Coral Gables, "la mitad de las 10,000,000 de mujeres que lo tienen no lo saben. La razón subyacente de este síndrome de salud común de las mujeres sigue siendo un misterio".

A lo largo de los años, los expertos en salud y endocrinología han recopilado una serie de síntomas y causas comunes del ovario poliquístico.

¿Qué sucede en el síndrome de ovario poliquístico (PCOS)?

Es una enfermedad en la cual una mujer tiene un niveles muy elevados de hormonas (andrógenos, hormonas sexuales masculinas) que pueden interferir con el desarrollo y liberación de óvulos. En lugar de que los huevos maduren, a veces se desarrollan quistes (pequeños sacos llenos de líquido). Luego, en lugar de liberar un óvulo durante la ovulación como en un período normal, los quistes se acumulan en los ovarios.

TAMBIÉN LEE: 5 miedos comunes que surgen cuando vas a usar tu primer copa menstrual

Los ovarios poliquísticos pueden agrandarse. Las niñas con PCOS no están ovulando o liberando un óvulo cada mes, por lo que muchas tienen períodos irregulares o perdidos.

Los cólicos menstruales son producto de la contracción del útero durante la menstruación Los cólicos menstruales son producto de la contracción del útero durante la menstruación - Agencias

La genética juega un papel clave. Parte de la razón por la que puedes desarrollar PCOS está en tus genes. En un estudio realizado en la Universidad de Alabama en Birmingham, los investigadores encontraron que el 24% de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tenían una madre con PCOS y el 32% de las mujeres tenían una hermana con la afección.

Éstas son algunas de las señales que indican que puedes tener ovario poliquístico y no sabías

Manchas más oscuras en tu piel

Si notas manchas alrededor de su cuello que son más oscuras que tu tono de piel habitual, puede ser un signo de un cambio en tus hormonas. De acuerdo con el Centro HealthyHER para el Cuidado de la Mujer, estas manchas se llaman acantosis nigricans, y son más comunes en la parte posterior del cuello y justo encima de los codos. Son consecuencia de la resistencia a la insulina, lo que significa que el cuerpo de la mujer tiene dificultades para procesar los azúcares

Períodos irregulares o pesados

El ovario poliquístico con mayor frecuencia conduce a períodos irregulares y dificultad para ovular regularmente. Si tus períodos a menudo se retrasan o si tienes un flujo abundante, es importante hablar con tu médico para que te realice algunas pruebas, como un ultrasonido, para ver si sus períodos irregulares se deben a PCOS.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué aparecen los cólicos menstruales y hasta qué punto es normal tenerlos?

Acné adulto

Si bien el acné en la adolescencia, el acné en una mujer adulta puede ser un signo de PCOS, de acuerdo con el Centro de Fertilidad IVFMD, en Florida. Esto generalmente se debe a los cambios hormonales asociados con el ovario poliquístico. Ante esto, puedes acudir con un dermatólogo para tratarlo y este te dirá si es necesario hacer exámenes más especializados.

Crecimiento de vello

Si bien es normal el crecimiento de vello en ciertos lugares como la barbilla, a veces los nuevos brotes o el aumento de estos pueden ser un signo de un desequilibrio hormonal. Muchas mujeres con ovario poliquístico sufren los estragos de las hormonas masculinas. Esto puede provocar crecimiento de vello en la zona del labio, el mentón o las patillas.

Recuerda que cada cuerpo es diferente y reacciona ante la edad, tu alimentación o el entorno en el que vives. Ante todo, recuerda que es importante consultar con tu ginecólogo u obstetra para descartar cualquier situación "fuera de lo normal". .

Te recomendamos en video