Por qué deberías adoptar la idea de “ser tu propia pareja” antes de pensar en una relación

Cuando aprendes a amarte, te conviertes en tu mejor pareja

En una reciente entrevista para British Vogue, la actriz Emma Watson hizo nos hizo enloquecer cuando describió su estatus actual, pues lejos de decir que estaba soltera, dijo que estaba "en una relación consigo misma"..

 "Me tomó mucho tiempo, pero estoy muy feliz [siendo soltera]. Yo lo llamo auto-asociado", dijo la actriz.

Y es que para Watson, llegar a los 30 años ha sido un gran reto pues ha tenido que enfrentar a muchas presiones externas de quienes esperan verla felizmente casada. Como ella, habemos muchas mujeres que seguimos atrapadas en un montón de estereotipos pues por alguna razón, la sociedad sigue creyendo que el éxito y la felicidad están en una pareja.

Pero, ¿qué significa realmente estar en una relación "contigo misma"?  Para la mayoría, la idea de estar soltera gira en torno a la soledad sin embargo, la soltería no tiene por qué ser una maldición, así como el estar en una relación tampoco significa una bendición.

Ser tu propia pareja es un viaje de autorealización en el que te das cuenta de que eres feliz por ti misma y que no necesitas de una pareja para tener éxito porque al final, vives para ti y por ti.  Esto no significa que te conviertas en una especie de ermitaña que odia al resto del mundo sino que es una realidad que adoptas para conocerte y entender lo que quieres y mereces.

Las mujeres que aprovechan su soltería para viajar son las más inteligentes

La soltería no tiene por qué ser sinónimo de sufrimiento

Ser tu propia pareja es estar consiente de que nada ni nadie puede presionarte. Significa que has dejado de darle importancia a frases como "¿para cuándo el novio?", "a tu edad ya estaba casada" o "vas a ser una quedada" porque has canalizado tus energías en otras cosas.

Estar soltera o "contigo misma" no es en absoluto malo al contrario, se trata de ti. Uno de los mayores beneficios de ser soltera es ser solo responsable de ti misma. No necesitas consultar con nadie, hacerles saber a dónde vas o por qué haces lo que haces. No te conformes ni te dejes llevar por lo que otros digan. Estar soltera no es una maldición.

Antes de adentrarte en una relación, adopta el estatus de "estar en una relación contigo misma" . Define tus prioridades y no te conformes con ser "la novia de alguien". Quien aprender a estar consigo misma mantiene sus sueños, pasiones y estándares altos Si bien una pareja no necesariamente se interpone en el camino de estos sueños, simplemente no es una alta prioridad para ella. Saben que los apegos están llenos de peligro y prefieren construir su propia identidad primero.

Te recomendamos en video