¿Cómo puedo reciclar residuos orgánicos en casa?

El Programa Reciclo Orgánicos lanzó la "Guía de Compostaje Domiciliario"

Cáscaras de frutas y verduras, restos de lechuga, tallos de apio y acelga son algunos de los residuos orgánicos que están presente en la mayoría de los hogares. Cada vez que cocinamos o hacemos alguna preparación, generamos desechos que echamos al tarro de la basura. En Chile, la realidad es preocupante. Más del 50% de 1,25 kilos que cada persona genera a diario, corresponde a residuos orgánicos.

¿Por qué se producen estas cifras? Muchas veces la razón es el desconocimiento. Las personas suelen creer que este tipo de residuos se descomponen sin generar impacto. Sin embargo, cuando llegan a rellenos sanitarios se degradan anaeróbicamente, es decir, sin presencia de oxígeno. Esto produce la emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), altamente contaminantes para el medio ambiente.

En cambio, cuando los residuos orgánicos se gestionan de forma correcta y sustentable, pueden transformarse en nutrientes (abono) o energía. Al no ser destinados a rellenos sanitarios, no se generan emisiones de GEI, mitigando así el Cambio Climático.

¿Cómo podemos reciclar estos desechos?

Por esta razón, y con el objetivo de fomentar el reciclaje de orgánicos a lo largo de Chile, el Programa Reciclo Orgánicos lanzó la Guía de Compostaje Domiciliario. El material se descarga de manera gratuita en www.reciclorganicos.com. El propósito es sensibilizar y educar a la ciudadanía respecto a este tema. Este documento, está alineado al desarrollo de la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos, iniciativa liderada por el Ministerio del Medio Ambiente.

La guía aborda el tratamiento de los residuos orgánicos por medio del compostaje y vermicompostaje. Además, entrega los pasos detallados para realizar estos procesos a nivel domiciliario, desde la elaboración de una compostera y vermicompostera, hasta los elementos que pueden incorporarse en cada uno para cosechar compost y humus respectivamente.

¿Qué tipos de plásticos se pueden reciclar y cuáles no?

Te explicamos cuáles son los tipos de plásticos, cómo identificarlos y si puedes o no reciclarlos

¿Cómo compostar en casa?

"Compostar es un proceso biológico que ocurre en presencia de oxígeno y transforma los residuos orgánicos en un abono para las plantas, denominado compost. El compost es un producto natural, visualmente como la tierra, de color café a negro, rico en nutrientes para el jardín, plantas o huertos", asegura la guía.

A continuación, revisa los pasos que debes seguir:

  1. Separar los residuos orgánicos generados en la cocina o en el jardín.
  2. Ubicar la compostera en contacto con la tierra si es posible, donde reciba poco sol, esté bajo un poco de sombra y a salvo de lluvias.
  3. Hacer una capa de material “café” de aproximadamente 10 cm de espesor.
  4. Poner la mezcla de productos “verdes” y “cafés” en razón de 50-50 respectivamente, una parte de verde por una de café.
  5. Llenar la compostera hasta 2/3 de su capacidad, nunca llenarla con residuos hasta los bordes.
  6. Revolver (compostera) / voltear (pila de compost) una vez por semana, durante todo el proceso para su aireación. 10 cm de alto Material verde Material café.
  7. Luego de 5 – 6  meses desde su inicio, cosechar el compost maduro y dejarlo reposar 10 días. Luego ya es posible usar el compost.

¿Qué envases se pueden reciclar? Todos los detalles que debes saber sobre el yoghurt

Algunos detalles en los productos los hacen imposibles de reciclar. Descubre cuáles son

¿Qué puedes compostar?

  • Materiales verdes: restos de fruta y verdura, frutos secos, pan (solo), hojas de té, borra del café, cáscaras de huevo. También es posible agregar pequeñas cantidades de cítricos, pero se recomienda secarlos antes. ·
  • Materiales cafés: ramas, hojas del jardín (secas) y restos de poda, cajas de huevo en pequeños trozos, corcho, aserrín, papeles, cartones.
  • Galletas duras o vencidas: si bien, es posible compostarlas, deben ser enterradas o cubiertas con otros residuos para no atraer insectos.
  • Cerveza o vino: si ya están avinagrados, son ricos en nitrógeno y levadura, muy buena para los microorganismos del compost. ·
  • Servilletas de papel: tener en consideración no incorporar al compost papeles que puedan contener gérmenes. · Especias y hierbas: cuando ya están añejas, pueden incorporarse al compost

¿Cuáles son los beneficios de compostar?

  • Reduce de forma significativa la cantidad de residuos orgánicos que –de otro modo- estarían destinados a rellenos sanitarios.
  • Disminuye las emisiones de GEI, como el gas metano, generado por la descomposición de residuos orgánicos.
  • Involucra un ahorro en la gestión municipal, al reducir los costos de transporte y tratamiento de residuos. · Mejora la estructura de la tierra, haciendo más porosos los suelos, mejorando su ventilación y su capacidad de retener agua.
  • Aumenta la cantidad de materia orgánica del suelo y facilita la asimilación de nutrientes para las plantas. ·
  • El compostaje doméstico genera abono natural que puede utilizarse en el jardín o huerto de una forma ecológica, sencilla y económica.

Descarga aquí el documento completo.

Te recomendamos: