¿Qué tipos de plásticos se pueden reciclar y cuáles no?

Te explicamos cuáles son los tipos de plásticos, cómo identificarlos y si puedes o no reciclarlos

Durante el último tiempo, la cultura del reciclaje ha tomado un fuerte impulso. Cada vez son más las personas que se interesan en llevar a cabo esta práctica con el fin de ayudar al medioambiente, y reducir la cantidad de desechos que contaminan el planeta.

Sin embargo, hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta antes de reciclar, como los componentes y aplicaciones de cada envase que, en algunos casos, no pueden ser reutilizados. También es importante ser conscientes de los materiales con que son fabricados los productos que utilizamos, ya que así se puede preferir el consumo de aquellos que tienen la posibilidad de tener un nuevo uso, por sobre aquellos que no.

¿Cuáles son los plásticos que se pueden reciclar?

Existen siete categorías para clasificar los tipos de plástico. Estos permiten identificar de qué material están hechos y si se pueden reciclar o no. En los productos que se comercializan, se pueden diferenciar por el número que llevan en su empaque.

  1. Polietileno tereftalato o PET:
    Es utilizado para fabricar botellas de agua y bebida, y algunos alimentos. Se caracteriza por ser un plástico liviano y 100% reciclable. Los procesos a los que se somete este material, pueden convertirlo en el mismo producto o en uno de mayor calidad.
  2. Polietileno de alta densidad o PEAD:
    Se utiliza para la fabricación de bolsas plásticas, envases de alimentos y productos del hogar. Puede ser reciclado para hacer tubos, botellas y muebles de jardín.
  3. Policloruro de vinilo o PVC:
    Debido a su resistencia, este plástico es usado para crear tuberías o forros de cables. También se usa para hacer envases de aceite, detergentes y mangueras. Su reciclaje se practica a nivel industrial, pero es muy contaminante.
  4. Polietileno de baja densidad o PEBD:
    Es resistente y transparente y se usa para hacer bolsas de basura y envases flexibles para jabón o crema. Puede ser reciclado para fabricar tuberías o nuevos envases.
  5. Polipropileno o PP:
    Si vamos al supermercado o almacén, encontraremos grandes cantidades de PP. Este material se usa en envases de yoghurt, de uso médico y contenedores de cocina y vasos. Su resistencia le permite contener líquidos y alimentos calientes y se puede reciclar para hacer escobas, cubetas de hielo, cepillos y bandejas.
  6. Poliestireno o PS:
    Gran parte de los alimentos que consumimos vienen servidos o protegidos por este tipo de plástico. Es usado en platos y cubiertos desechables, envases de huevos y carne, envases de yoghurt, margarina, helado y algunos medicamentos. Es uno de los materiales más difíciles de reciclar, ya que solo puede ser trabajado si se encuentra libre de restos de comida.
  7. Plásticos mixtos:
    Los tubos de pasta de dientes, envases de embutidos y algunos implementos médicos son algunos de los productos fabricados con plásticos mixtos. El reciclaje para este tipo de material es casi nulo, debido a su complejidad.
Reciclaje de plástico