Los suplementos de aceite de pescado no protegen contra la diabetes tipo 2, afirma estudio

No funcionan para prevenir la enfermedad.

Aunque el uso de las grasas omega-3 se ha popularizado por sus supuestos efectos para protegerte o eliminar la diabetes, un nuevo estudio lo desmiente.

Estos suplementos de aceite de pescado tienen poco o ningún efecto sobre el riesgo de diabetes tipo 2 según una nueva investigación de la Universidad de East Anglia.

El aumento del consumo de grasas omega 3 se promueve ampliamente a nivel mundial debido a la creencia común de que protegerá contra, o incluso revertirá, condiciones como la diabetes, pero una revisión sistemática encargada por la Organización Mundial de la Salud y publicada este 21 de agosto en el British Medical Journal, encuentra que los suplementos de omega 3 no ofrecen ningún beneficio, reseñó Medical Xpress.

El omega-3 y la diabetes

Luego de análisis al azar sobre 58 mil participantes, se llegó a la conclusión que el 4% de quienes desarrollaron diabetes, tenían las mismas probabilidades de tener la enfermedad tomando omega-3 o no.

diabetes

La glucosa en sangre, la insulina y la hemoglobina glucosilada, las medidas de qué tan bien nuestros cuerpos manejan los azúcares ( metabolismo de la glucosa ) y las medidas importantes del riesgo de diabetes, también son similares en las personas que toman y no toman aceites de pescado adicionales.

Sin embargo, hubo alguna evidencia débil de que cuando las personas toman altas dosis de aceites de pescado pueden experimentar un empeoramiento del metabolismo de la glucosa.

El omega 3 es un tipo de grasa. Pequeñas cantidades son esenciales para la buena salud y se pueden encontrar en los alimentos que comemos. Los principales tipos de ácidos grasos omega 3 son el ácido alfa-linolénico (ALA), el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

El autor principal, el Dr. Lee Hooper, de la Escuela de Medicina de Norwich de la UEA, dijo: “Nuestra investigación anterior ha demostrado que los suplementos de omega 3 de cadena larga, incluidos los aceites de pescado, no protegen contra afecciones como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales o la muerte. Esta revisión muestra que tampoco previenen ni tratan la diabetes”.

“Los suplementos de Omega-3 no deben ser alentados para la prevención o el tratamiento de la diabetes. Si las personas eligen tomar cápsulas de aceite de pescado suplementarias para tratar o prevenir la diabetes, o para reducir los niveles de triglicéridos en la sangre, entonces deben usar dosis de menos de 4.4 gramos por día para evitar posibles resultados negativos”, agregó.

Te recomendamos en video: