7 pequeños cambios que puedes hacer en tu vida para salvar al medio ambiente

Sin darte cuenta, estás siendo parte de un daño masivo al medio ambiente. ¡Es momento de cambiar!

"Vivir verde"  ha sido una tendencia de los últimos años.  Algunas personas y empresas están dando grandes pasos para volverse más respetuosas con el medio ambiente, pero mientras uno mismo no haga ciertos cambios en su estilo de vida, los daños seguirán.

Aunque parezca complicado, volverse ecológico no tiene que ser tan costoso y tedioso. A continuación hay 7 pequeños cambios que puedes hacer para vivir una vida más verde y ayudar al planeta.

 

No uses pajillas

Tan sólo en Estados Unidos se utilizan 500 millones de pajitas de plástico todos los días y son pocos los establecimientos alrededor del mundo que han cambiado sus políticas sobre su uso. Seguramente has visto los informes de que las pajitas de plástico presentan una de las mayores amenazas para la vida marina. Cada persona que usa una pajilla en promedio le 20 minutos antes de que se la arroje a la basura y muy probablemente termine en nuestros océanos. Hoy existen muchas opciones para tomar tus bebidas y aunque ya existen pajillas de silicón o bambú, lo mejor sería deshacernos de ellas por siempre.

Botellas de agua

Si eres de las personas que toma agua todo el día pero compra botellas cada que pasa por una tienda, debes saber que eres una gran parte del problema. Lo mejor sería invertir en una botella de acero o vidrio de alta calidad que pueda reutilizarse diariamente en lugar de consumir y tirar botellas de plástico desechables que pueden demorar un siglo en degradarse. Aún puedes disfrutar de sus bebidas favoritas comprando el mayor volumen por contenedor y llenando su botella reutilizable con la bebida. Así que llévala contigo cada vez que vayas a un restaurante, al cine o a la comida rápida. Del mismo modo, busca un termo para que puedas tomar café sin pedir vasos de cartón.

COME MENOS LA CARNE

Reduce la cantidad de carne y otros productos animales que consumes. Aunque ni lo creas, la industria ganadera genera más emisiones de gases de efecto invernadero en la Tierra que el transporte vehicular. Tal y como está pasando en el Amazonas, los bosques siguen siendo talados para alimentar a la industria en constante crecimiento. La carne es deliciosa pero elegir verduras, legumbres y otras opciones saludables puede reducir en gran medida tu huella de carbono y mejorar tu salud.

Baja el brillo a la pantalla de tus dispositivos

Las computadoras portátiles, las de escritorio, los celulares y las tabletas usan mucha energía, y sus pantallas con iluminación brillante son uno de sus mayores gastos de energía. Para reducir la cantidad de energía necesaria para alimentar tus dispositivos (y mantener su batería funcionando por más tiempo), reduce el brillo de la pantalla al nivel más bajo. Esto no sólo ayudará a reducir el gasto eléctrico sino también evitarás dañar tu vista.

Lleva bolsas re utilizables cuando vayas de compras

La mayoría de las empresas venden bolsas de compras reutilizables de bajo costo. Si compras varias, podrás llevar diferentes productos del supermercado de la forma más cómoda. Esto ayudará a reducir la cantidad de bolsas de plástico y papel que a menudo terminan en la basura. También existen bolsas con forro térmico que mantiene los alimentos calientes y fríos para que no se echen a perder.

Da regalos "hechos en casa" 

En lugar de elegir artículos comprados en la tienda, especialmente en apps, regala a tus seres queridos un regalo casero. Además de ahorrar dinero y dar un artículo más significativo, consumirás menos. Todo lo que implica ese regalo en la tienda como embalaje y transportación desde el fabricante, representa un daño ecológico.

Cambia tu rutina de lavandería

Ahorra energía y agua lavando cargas completas de ropa. Evita separar por días la ropa de color y lava cuando la canasta esté llena. Poner en marcha una lavadora llena de agua requiere mucha energía, pero en la mayoría de los casos, el frío o el calor lavan la ropa tanto como caliente. Siempre se puede usar agua fría durante el ciclo de enjuague.

Te recomendamos en video