Tomar demasiadas siestas podría ser un síntoma de inicios de Alzheimer, afirma estudio

Si a menudo te encuentras dormitando durante el día, una nueva investigación sugiere que podría ser una señal de advertencia temprana de que tienes la enfermedad de Alzheimer.

Las áreas del cerebro que te mantienen despierto durante el día comienzan a dañarse en las primeras etapas de la enfermedad que roba la memoria, por lo que las personas con Alzheimer pueden tomar una siesta excesiva mucho antes de comenzar a luchar para olvidar las cosas, dijeron los autores del estudio.

No solo eso, los científicos también descubrieron que el daño a las regiones del cerebro involucradas en la vigilia durante el día fue causado por una proteína llamada tau. Según los investigadores, esto proporciona más evidencia de que la tau puede desempeñar un papel más importante en el Alzheimer que la proteína amiloide más ampliamente estudiada, reseñó el portal Newsmax.

Las siestas y su relación con el Alzheimer

"Nuestro trabajo muestra evidencia definitiva de que las áreas del cerebro que promueven la vigilia se degeneran debido a la acumulación de tau, no proteína amiloide, desde las etapas más tempranas de la enfermedad", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Lea Grinberg, profesora asociada de neurología y patología en el Centro de Memoria y Envejecimiento y miembro del Global Brain Health Institute de la Universidad de California, San Francisco (UCSF).

Investigaciones anteriores han sugerido que la siesta excesiva se debe a la falta de sueño causada por trastornos relacionados con el Alzheimer en las regiones del cerebro que promueven el sueño, o que los problemas del sueño en sí mismos contribuyen a la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

En este estudio, los investigadores analizaron los cerebros de 13 pacientes con Alzheimer fallecidos y siete personas sin la enfermedad. Los investigadores concluyeron que la enfermedad de Alzheimer ataca las regiones cerebrales responsables de la vigilia durante el día, y que estas regiones se encuentran entre las primeras dañadas por la enfermedad.

Los hallazgos sugieren que la siesta excesiva durante el día podría servir como un precursor temprano de la enfermedad de Alzheimer.

Los hallazgos fueron publicados el 12 de agosto en la revista  Alzheimer's and Dementia .

Según el autor principal del estudio, Jun Oh, investigador asociado de laboratorio de Grinberg, "es notable porque no solo un núcleo cerebral está degenerando, sino toda la red que promueve la vigilia. Crucialmente, esto significa que el cerebro no tiene forma de compensarlo porque de estos tipos celulares funcionalmente relacionados se están destruyendo al mismo tiempo ", explicó Oh.

Te recomendamos en video: