¿Sabias que...estimular tus mamas puede provocarte más de un orgasmo?

Los senos femeninos pueden ser mejor estimulados y pemitirte sentir el mismo placer que sientes con tu pareja, al momento de experimentar orgasmos. Ahora te explicamos como hacerlo

Los senos femeninos son una de las áreas más eróticas que existe en el cuerpo de la mujer. Los cientos de canales nerviosos que rodean las mamas de las mujeres hacen que esta parte del cuerpo, sea considerada una de las principales zonas erógenas de la mujer.  Su correcta estimulación podría causar desde placer hasta orgasmos genitales nunca antes experimentados.

Esta zona femenina que siempre se ha caracterizado por mostrarse ante los ojos de sus parejas, como una herramienta de seducción, también puede ser utilizada como un punto esencial de estimulación en un encuentro amoroso.

Estimular los senos femeninos no sólo activan a la mujer para el acto sexual sino, que también activan su cerebro a través de la imaginación para completar este momento íntimo de pareja.

Pechos, imagen referencial

Desafortunadamente, muchas mujeres y sobre todo sus parejas no saben cómo estimular apropiadamente los pechos, por lo que entre sus prácticas y rutinas sexuales, los senos no juegan un papel importante.

Sin embargo, y a través de algunos consejos por parte de expertos en temas de sexualidad los pechos se están convirtiendo en la parte favorita de mujeres y hombres.

View this post on Instagram

@Dr.FernandoSerrano | @LaCienciaDetrasDelSexo 526 K Los senos femeninos son un área erótica de placer, desafortunadamente sub utilizados, muchas personas no saben cómo deben estimularles apropiadamente, incluso podrían llegar a ser el centro de orgasmos de seno, que es un tipo de orgasmo extra genital muy intenso y sexual. Lo primero que tienes que entender es que, no todo se reduce al pezón y la areola (zona pigmentada que lo rodea), si bien son las áreas usualmente más sensibles y placenteras, por lo tanto deberían ser las últimas en ser estimuladas. Toda la zona del pecho femenino es altamente sensible a las caricias y puede ser una zona erógena que aumente la excitación de ella al máximo, estimula debajo de las clavículas que es la zona más alta de su pecho por encima de las propias mamas. Dedícate a acariciar y estimular con tus dedos con tus labios y con tu lengua toda la zona periférica de los senos incluyendo la zona inter mamaria y el surco que se encuentra escondido por debajo de los senos cuando estos caen sobre la pared abdominal. Recuerda siempre estimular con mucha delicadeza debido a que es una zona extremadamente sensible por lo general tu pareja te indicará la intensidad de la caricia en base a las sensibilidad que a ella le resulte placentera. Después de jugar y acariciar con todas las zonas periféricas de los senos, puedes acercarte al complejo areola/ pezón y estimularlos con tu boca y tu lengua con pequeñas lamidas succiones incluso delicados mordiscos, según tu pareja te lo vaya autorizando e indicando. Manos y boca a los senos…con mucho cariño, morbo y sobre todo delicadeza. Cuéntanos tu opinión, comenta y comparte con tus amigos o en tus redes sociales nuestro contenido, recuerda etiquetar a tus amigos para que puedan aprender también junto a nosotros #lacienciadetrasdelsexo. También puedes guardar en tu cuenta este post que lo tengas a mano siempre, recuerda activar las notificaciones de nuestra cuenta para que te lleguen de inmediato los nuevos post. @Dr.FernandoSerrano 526 K Medico Urólogo, Sexólogo. Life Coach Practitioner | Profesor Universitario. Director @EslamSexOficial Pide tu cita presencial o virtual: +584244620388

A post shared by Dr. Fernando Serrano 🇻🇪 530 K (@dr.fernandoserrano) on

Ahora te mostramos los pasos a seguir para que tu experiencia con el el pecho de tu pareja, sea realmente exitosa y se sume a la lista de actividades favoritas cuando estén juntos.

Pasos para una correcta estimulación de senos

Foto referencial
  • Recuerda que los senos son la parte más sensible y placentera en el cuerpo de una mujer; por lo que te recomendamos estimular esta zona al final de cualquier preámbulo.
  • Sácate de la cabeza que la mejor estimulación se la hace en los pezones y las areolas (zona pigmentada que rodea al pezón, sobre el seno)
  • Acaricia primero debajo de las clavículas, es decir, la zona que se encuentra por encima de las 'mamas'.
  • Con tus dedos y de forma muy delicada y detenida acaricia su pecho; suavemente baja tus manos hasta la parte baja de los senos, mientras besas su cuello.
  • Con tus dedos, labios y lengua empieza estimulando toda la zona periférica de los pechos, zona inter mamaria y el surco (parte escondida por debajo de los senos que se ubican sobre la pared abdominal).
  • Recuerda mantener la calma y dejar que el momento se dé sin premura; las mujeres disfrutan más de este momento íntimo cuando te das el tiempo de acariciar su cuerpo parte por parte.
  • Ten en cuenta que la intensidad de las caricias con tus manos y boca pueden ir aumentando según el estimulo de la mujer. Por lo general, es ella quien se encarga de indicar la sensibilidad de su cuerpo a través de tus caricias y según lo que a ella le parezca placentero.

Cumbre de sensibilidad

Recuerda que hasta este punto, la estimulación de la mujer ha avanzado y deberás continuar así, para que el orgasmo pueda presentarse en tu pareja.

  • Continúa con caricias suaves y delicadas bajando tu boca poco a poco hasta llegar a los pezones de tu pareja.
  • Empieza a jugar y a acariciar las zonas periféricas de los senos.
  • Acércate por completo al complejo de la areola y pezón, y con tu lengua moja estas partes con movimientos muy suaves de arriba a abajo y de un lado al otro. Puedes intentar 'lamer' de extremo a extremo.
  • Después, puedes empezar a succionar y morder muy delicadamente sus pechos. Puedes alternar un seno y y después el otro.
  • ¡No pares! continúa con el ritmo que a tu pareja le parezca correcto.
  • Recuerda que si intentaste lamer, succionar y morder, pero a tu pareja no le pareció bien, detente y prueba con nuevas caricias o con la mezcla de todos estos métodos, cambiando el orden.
  • Cuando tu pareja este lista, pon tus manos y boca en sus senos, disfrutando de su cuerpo.
  • No olvides que este es un momento de mucha pasión y libertad para ambos, así que recuerda ser cariñoso.

Recuerda que el cuerpo humano tiene muchos puntos erógenos que también podrían ser parte de tu experiencia sexual. Algunos de estos puntos para mujeres son: orejas, cuello, cabello, labios, piernas, muslos. En los hombres en cambio: próstata, genitales, muslos, hombros, pies, entro otros.

Y si segues estos pasos seguro podrás conocer un nuevo camino hacia el famoso orgasmo femenino, del que también se dice que es muy poco frecuente.

Relacionado