Consejos a prueba de error para viajar con niños pequeños

Viajar con niños no tienen por qué ser una pesadilla

Las vacaciones pueden ser el momento perfecto para pasar tiempo en familia sin embargo, cuando se trata de viajar con niños, las cosas puedes volverse complicadas.

Planeamos, repasamos itinerarios, buscamos los mejores precios, y en ocasiones, ya estando de vacaciones se nos presentan inconvenientes que no nos permiten disfrutar al máximo. Especialmente si tienes niños pequeños, debes ser muy cuidadosa con lo que planeas para que todos se diviertan.

Aquí te dejamos algunos consejos para que no te arrepientas de haber pedido vacaciones.

¡Solo hazlo!

Si bien la idea de viajar con niños puede ser abrumadora, lo más importante que debes tener en mente es que eventualmente terminarán. Llegarás ahí y sobrevivirás. No te quiebres la cabeza pensando si debes o no hacerlas. Tómalo con calma.

Elige un destino para todos

De acuerdo, esto puede ser realmente complicado, incluso si es un viaje para ti sola o con tu pareja. Cuando viajas con niños, debes tomar en cuenta su edad y necesidades así como tu comodidad. Prácticamente cualquier destino tiene algo para todos pero lo primero que debes hacer es pensar si podrás disfrutarlo igual. Por ejemplo, aunque Las Vegas es un destino pensado en adultos, hay diversión para los niños también pero ¿realmente lo disfrutarías igual que si te fueras con tus amigas o pareja? En cambio, un destino como Disneyland, cuenta con diversión pensada para todos como familia ¡y está garantizado que todos se divertirán hagan lo que hagan!

Reserva boletos en vuelos con horarios compatibles con los horarios de los niños

Sobre todo los más pequeños. De ese modo tendrás menos inconvenientes antes, durante y después del vuelo. No importa si es su primer viaje con su primer hijo, o su quinto hijo con su quinto, viajar con niños siempre será desalentador. Desde qué empacar hasta cómo llegar allí, está lleno de preocupaciones potenciales.

7 cosas que debes de saber si piensas viajar a Corea del Sur

Corea del Sur es sin duda uno de los rincones más fascinantes del mundo

No empaques en exceso

Hacer maletas es muy complicado y si vas con niños pequeños, es inevitable pensar en llevar un atuendo para cada tipo de clima o actividad. Trata de aligerar la carga, recuerda que casi todo se puede comprar en el extranjero, además de que siempre existe la opción de que laves ropa en tu estancia. Solo es cuestión de que sepas administrarte y optimizar el espacio.

Reserva comodidad 

De acuerdo, cuando viajamos buscamos economizar para poder aprovechar todo al máximo sabiendo que no gastaremos de más. Sin embargo, cuando viajas con niños, economizar no siempre es lo mejor. Si viajas sola, quizá no tendrías problemas de rentar una habitación compartida con desconocidos en un hostal o tampoco un espacio muy pequeño o que requiera mucho tiempo de desplazamiento con tal de que no salga tan caro. Pero con niños, la cosa es diferente, ya que no querrás exponerlo  a dormir con extraños o que tengan que caminar demasiado porque todo está lejos. Busca un hotel que sea bueno, bonito y barato en donde puedan tener privacidad, dormir cómodos y tener servicios cerca. Si tiene amenidades dentro para los niños, mejor. A veces es bueno invertir un poco más por ellos.

5 razones por las que no debes pasar por alto tus vacaciones, aún cuando tengas mucho trabajo

Créenos, tomar tus vacaciones no hará que el mundo se derrumbe

Explica el viaje

Aunque seas tú quien tome todas las decisiones, no está de más explicarles a los niños el plan. Aunque no vean el viaje como tú,  ellos entenderán que se trata de un lugar con juegos mecánicos, uno que requiera caminar o uno donde hará mucho frío o calor. Esto es importante para que entiendan cómo deben comportarse, así como lo que se puede o no puede hacer ahí.

¿Qué puede salir mal?

Antes de ir, escribe una lista de todo lo que podría salir mal, desde la fusión completa en pleno vuelo hasta perder el vuelo por completo, y anote cómo lo haría. Pasar por situaciones antes de que sucedan puede dejarlo mentalmente preparado, ¡por si acaso! Eso sí, recuerda ir siempre ver todo el lado positivo para que no pierdas la cabeza. Al final, si las cosas no salen como planeas, al menos podrás sacar algo bueno de todo y convertirás el viaje en algo que los pequeños recordarán por siempre.

 

Te recomendamos en video