4 lugares a los que tienes que viajar durante tus 30 años

Tendrás recuerdos hermosos de esos viajes.

A finales de nuestros 20 y a principios de nuestros 30 años, ya hemos estado madurando emocionalmente y comenzamos a definir lo que realmente queremos alcanzar en nuestra vida futura.

También es un momento propicio para viajar, ya que tenemos la madurez necesaria para afrontar los retos y saber valorar cada experiencia que vivamos en el camino.

Por eso si estás cerca o si ya tienes 30 años, no puedes dejar de visitar estos destinos que serán una bocanada de aire fresco para el alma.

Lugares a los que tienes que viajar si tienes 30 años

Nueva York, EE UU

Es una ciudad en la que puedes conocer cientos de culturas de todo el mundo, hay tantos turistas como rascacielos. En cualquier esquina encontrarás puestos de hot dogs y rebanadas de pizza de $ 1. Pero también puedes comer en los restaurantes más exclusivos del mundo y hasta asistir a un espectáculo de Broadway. Pasear por sus calles es un placer gratuito que te hará suspirar cada instante.

Ámsterdam

Viajar por Europa es una de las experiencias que jamás olvidarás. Para muchos mochileros, Ámsterdam es una visita obligada, con sus innumerables hostales económicos y comida callejera a lo largo de los canales, y el encanto del Barrio Rojo. Puedes tomarte el tiempo para sumergirte realmente en la historia de la Edad de Oro del siglo XVII de la ciudad, incluida la belleza del Museo Van Gogh, la historia sombría de la casa de Ana Frank y el arte moderno de Stedelijk. Para una experiencia divertida, alquila bicicletas y explora la ciudad como lo hacen los locales, recomienda el portal Travel and Leisure.

Los Cabos, México

En Los Cabos, encontrarás experiencias más exclusivas, con hoteles y resorts de clase alta, tiendas y vida nocturna. Aunque podría decirse que el turismo es un poco más americanizado que en otras partes de México, la exclusividad de esta región se siente mucho más sofisticada.

Barcelona, España

Si bien el centro metropolitano de Barcelona no es barato, con la mayoría de los cafés y restaurantes que ofrecen tapas con cada pedido de bebidas, muchos con un modesto presupuesto pueden sobrevivir con un flujo constante de bocadillos. Con hermosas playas y muchos parques, es fácil pasar una semana en esta ciudad. Podrás admirar la Sagrada Familia y el Parque Güell hasta cenar en algunos de los mejores restaurantes del mundo. Cada minuto será inolvidable en esta ciudad.

Te recomendamos en video: