7 cosas que debes de saber si piensas viajar a Corea del Sur

Corea del Sur es sin duda uno de los rincones más fascinantes del mundo

Viajar es una de las cosas más maravillosas de este mundo y aunque no siempre sea sencillo de hacer, no es imposible y sin duda, tienes que agregar Corea del Sur a tu lista de viajes.

Corea del Sur es conocido por ser un país extremadamente avanzado tecnológicamente, incluso más que Japón. Seúl, su capital, en particular ha demostrado una increíble pasión por la innovación tanto en tecnología como en la arquitectura de su paisaje urbano. Además, la tradición y la modernidad conviven de una forma peculiar por lo que puedes encontrar un templo de miles de años de antigüedad, rodeado de edificios con diseños arquitectónicos impecables.

Una de las mejores cosas de Seúl es que debido a que es la capital del país, encontrará una gran cantidad de sitios históricos y atracciones de interés. Una de las visitas obligadas es el famoso Palacio de Gyeongbokgung, el cual fue construido en 1395 y que fungió como hogar de una de las dinastías más poderosas de su historia. También puedes visitar la Lotte Tower, uno de los edificios más altos del mundo o el Cheonggyecheon, un río de 11km que atraviesa toda la ciudad y que ofrece la oportunidad de sentarte a disfrutar de un almuerzo, mientras escuchas música o los murales alrededor.

Y ni qué decir del famoso K-Pop, uno de los géneros coreanos que ha cobrado gran fuerza en todo el mundo, con bandas de chicos y chicas hermosos como BTS, Super Junior o GOT7. ¿Te suenan? (si te gusta Justin Timberlake o las bandas tipo Backstreetboys, definitivamente los amarás)

Así que no se diga más. Si ya estás planeando un viaje por aquellos rincones del mundo, estos son algunos básicos que debes saber.

El transporte es eficiente y barato

Una de las preocupaciones más grandes de muchos viajeros es cómo moverse en el país que visitan. En Corea del Sur, el transporte es tan eficiente como barato así que casi no tendrás de qué preocuparte. Lo mejor que puedes hacer en cuanto llegues, es comprar una tarjeta T-Money, la cual podrás utilizar en los autobuses públicos y el metro en varias ciudades aledañas a Seúl. Lo único que deberás hacer tras comprarla, es recargarla con el monto que necesitas y si se te acaba, puedes recargar en cualquier estación o tienda de conveniencia. También hay taxis en todas partes y las tarifas se calculan en función del tiempo y la distancia, por lo que resultan relativamente económicas. Sólo evita los taxis negros ya que son considerados "de lujo" y por tanto, son más costosos.

Corea del Sur es uno de los países más seguros del mundo, pero no te confíes

Al igual que en Japón, los índices de criminalidad son muy bajos sin embargo, no significa que estén libres de pequeños ladrones, estafadores y borrachos impertinentes que anden a cualquier hora. Aunque en general, es un país donde la gente se respeta mutuamente (hablando de no hurtar o meterse contigo), siempre debes permanecer atenta a tus alrededores y tener un perfil bajo. Además, hay ocasiones en las que se inculpa primero al extranjero o turista, antes de que al culpable de un crimen. Lo mejor que puedes hacer si alguien te está molestando, es alejarte y no buscar problemas.

Los baños públicos pueden ser un poco confusos

A pesar de que muchos baños públicos cuentan con inodoros de estilo occidental, no es extraño encontrarse con un baño que esté a nivel del suelo (sí, un agujero en el suelo). Tranquila, no es tan malo como suena pero tienes que aprender a usarlos en caso de que no tengas opción. Asegúrate de que tus pies estén alineados con la parte frontal de la taza para evitar salpicaduras no deseadas. Usualmente son muy limpios así que no te preocupes tanto y sólo haz lo que tengas que hacer. Hay muchos baños que cuentan con sistema de limpieza automática e incluso disponen de toallas higiénicas para que tengas las manos limpias.

5 razones por las que no debes pasar por alto tus vacaciones, aún cuando tengas mucho trabajo

Créenos, tomar tus vacaciones no hará que el mundo se derrumbe

Las duchas también son diferentes

Cabe señalar que muchos baños coreanos no tienen bañera o ducha cerrada. La mayoría tiene una ducha que se descuelga de la pared (como teléfono). Además, cabe señalar que son pequeñas con el fin de economizar espacio, así que puedes tener justo enfrente de ti un lavamanos. Muchos hostales y baños públicos ofrecen zapatos especiales para las duchas…sí, compartidos con otras personas. Así que si no quieres usar los zapatos que han usado otros, puedes llevar los tuyos.

No hay cosa tal como el espacio personal

A diferencia de otros países asiáticos como Japón en donde la gente evita en la mayor medida posible hacer contacto físico con otros, en Corea del Sur el espacio personal no es algo que les preocupe. Siendo Seúl una de las ciudades más pobladas del mundo, no es extraño que haya empujones en el metro o en las calles más transitadas. Toma nota de esto: los empujones son cosa del día a día, casi como una ley de supervivencia por lo que no son tomados como una ofensa. Así que si un coreano te llega a empujar con el hombro al pasar, no te molestes porque es algo normal. Tampoco te ofendas de más si te empujan para entrar al vagón del metro o el transporte.

Puedes ver jóvenes vestidos de militar por todas partes, no te asustes

El servicio militar en Corea del Sur es obligatorio. Todos los hombres surcoreanos entre 18 y 35 años están obligados a servir en el ejército. Corea del Sur ocupa el segundo lugar en el mundo por el número de soldados per cápita. Tranquila, no significa que el país esté en guerra o que estén vigilando tus movimientos. Si bien están siendo preparados para atender una emergencia nacional, siguen siendo estudiantes como en muchos países donde también se hace dicho servicio. Así que a muchos los verás haciendo cosas de la vida cotidiana como pasear con sus parejas, comer un helado o ir al supermercado, sólo que estarán vestidos con sus uniformes.

El mejor momento para viajar a Corea del Sur

Corea del Sur posee todos los climas y Seúl es una ciudad muy cambiante. Los tifones y los huracanes pueden interrumpir los viajes entre mayo y noviembre. Julio y agosto son los meses más húmedos. Los inviernos en Seúl pueden ser especialmente amargos ya que las temperaturas a menudo descienden muy por debajo de 19 F en enero y febrero. El momento ideal para viajar a Corea del Sur es en los meses más fríos de otoño, después de que las temperaturas bajaron y la lluvia cesó, aunque tampoco está tan mal viajar en junio, cuando llueve esporádicamente.

 

Te recomendamos en video