5 razones por las que no debes pasar por alto tus vacaciones, aún cuando tengas mucho trabajo

Créenos, tomar tus vacaciones no hará que el mundo se derrumbe

¿Sientes que no puedes tomarte un descanso? ¿Te preocupa que si tomas un día libre, la oficina se derrumbará? O peor aún, ¿crees que si pides vacaciones, parecerá que no te importa tu trabajo y que serás juzgada por tu jefe? Esto es para ti.

El trabajo puede ser muy absorbente y de pronto, sin darte cuenta, pasas todos los días preocupada por los pendientes. Conforme pasan los días, olvidas que necesitas darte un respiro pues solo quieres cumplir con tus tareas y asegurar tu puesto. ¿Pero sabes qué? NECESITAS descansar y estás en todo tu derecho de tomar vacaciones y por si lo has olvidado, aquí están las razones por las que jamás debes pasarlas por alto, aún cuando tengas mucho trabajo

Estrés

Cuando estás cargada con múltiples presiones en el trabajo, tu cuerpo se pone en modo "supervivencia", de lucha o huida. Los desafíos del día a día te llevan a tener un estrés constante, que no desaparece incluso cuando regresas a casa. Estar estresada evita que pienses con claridad y te impide tomar mejores decisiones. Cuando tomas vacaciones, inmediatamente reduces el estrés en tu vida y te das el espacio y tiempo necesarios para regresar con la mente clara.

Las vacaciones ayudan a prevenir enfermedades

El estrés puede alterar tu sistema inmunológico y hacer que seas más susceptible a numerosas enfermedades. Incluso puede aumentar la probabilidad de contraer infecciones como resfriados y gripe, así como enfermedades más graves como el síndrome del intestino irritable y afecciones cardiacas. Algunos investigadores incluso creen que el estrés a largo plazo puede contribuir parcialmente al cáncer. Unas vacaciones sin duda te ayudarán a sentirte mejor.

Las vacaciones te hacen más feliz

La neurociencia ha revelado que la estructura cerebral puede verse alterada por la exposición crónica a las hormonas del estrés que contribuyen a la depresión y la ansiedad (sí, el estrés provoca ansiedad y depresión). Las investigaciones muestran que las mujeres que no toman vacaciones regulares tienen tres veces más probabilidades de estar deprimidas y ansiosas. Tomarte un descanso del trabajo o la rutina diaria no solo ayuda a  liberar el estrés sino a sentirte más feliz y productiva. Así que aprovecha bien ese pase libre.

Las lecciones de vida más valiosas las aprendes cuando viajas

Los viajes están llenos de lecciones de amor propio

Estarás abierta a nuevas perspectivas = mayor productividad cuando regreses

Ya sea que vayas a la playa, atravieses fronteras a un país extranjero o conduzcas aen carretera a las afueras de la ciudad, el tiempo fuera del trabajo te brinda la oportunidad para reflexionar y abrirte a nuevas posibilidades. Alejarte unos días del trabajo ayuda a que veas el mundo desde un ángulo holístico en lugar de un ángulo desequilibrado en el que odias a todos y todos cuando estás frente al computador 6 horas diarias. Las vacaciones son el momento perfecto para que leas un libro, aprender nuevas culturas y cambies tu perspectiva a una que te ayude a mejorar cuando regreses al trabajo.

Porque tu jefe y compañeros de trabajo pueden sobrevivir sin ti mientras vacacionas

Estamos seguras de que eres un miembro muy importante para tu equipo, pero eso no significa queeste no pueda funcionar sin ti. Deja de postergar tus días libres y confía en que las cosas se harán incluso en tu ausencia. Todo lo que no se haga podrá ser atendido cuando regreses. También deja de hacerte ideas de que aprovecharán tu ausencia para conseguir a alguien más y despedirte cuando regreses. De cualquier modo, el mundo no se terminará y tú tendrás las vacaciones que mereces.

Te recomendamos en video