Secuestró a su novia embarazada y la obligó a tomar detergente líquido para que abortara

Los implicados fueron condenados a prisión

Un joven de 22 años contrató a dos allegadas para que le ayudaran a deshacerse de su hijo que venía en camino. Para ello secuestró a su novia, de 17 años, quien estaba embarazada y la obligó a tomar detergente. El insólito caso ocurrió en Londres.

Harief Pearson, de 22 años, junto a Kydie McKenna y otra adolescente de 16 años, retuvieron a la víctima la noche del 12 de diciembre de 2018 en la casa de Pearson, ubicada en Harlesden.

Noche de horror

Temprano, la víctima llamó a Harief para decirle estaba embarazada y este le sugirió que abortara: “Sabes qué hacer, no estoy listo para tener un hijo”, dijo el sujeto a su novia, quien acudió esa noche para conversar personalmente.

Ese mismo día se enteró que Harief le era infiel y cuando trató de irse de su casa, no la dejaron salir. Según reseña la prensa inglesa, Kydie McKenna usó un pasamontañas, la tiró al suelo e intentó estrangularla.

Junto a la otra implicada, de 16 años, golpearon y patearon a la novia embarazada en el estómago, la espalda y el pecho. Y cuando ella pidió agua, la obligaron a tomar detergente líquido de ropa.

Juicio

Cuando creyeron que estaba muerta, Kydie McKenna llamó los servicios de emergencia para decir que la habían encontrado en la calle. Pero finalmente esta llamada también fue usada en su contra durante el juicio, pues se contradijo en su testimonio.

Una corte de ese país condenó a Harief Pearson a 11 años de prisión y a McKenna a diez años. Mientras que la menor de edad implicada recibió cuatro años, tras admitir su participación en el hecho. Los medios reportaron que el bebé sobrevivió al feroz ataque y nacerá el próximo mes.

Te recomendamos en video