Los 7 tips más sencillos (para principiantes) con los que podras ayudar al planeta sin gastar o sacrificar demasiado

Así puedes ayudar durante y después de la contingencia

¡Ayudemos al planeta!

La contingencia en la Ciudad de México nos ha dado muchísima conciencia de cómo nos estamos acabando el mundo. Una nata de contaminación ha rodeado a nuestro país haciendo que no podamos seguir nuestra rutina con normalidad.

Tos, ojos llorosos, congestión nasal son algunos de los síntomas que compartimos los que nos exponemos mucho tiempo al aire libre. Este es un escenario muy parecido a cualquier historia apocalíptica.

Si esto no abre los ojos, pocas cosas lo harán. Han salido muchos consejos sobre cómo podemos ayudar al planeta, pero muchas veces éstos parecen muy complicados y en lugar de animar al público termina intimidándolo.

Porque modificar algunas cosas es ir directamente a nuestra comodidad, y con el estrés que se carga día a día no queremos hacerlo. Sin embargo, como todo proceso debemos comenzar poco a poco.

Por ello, aquí hay algunos consejos muy básicos para dar un primer paso al cuidado del planeta.

1.-Apagar aparatos eléctricos

Nada más sencillo que desconectar los aparatos aunque no los estés usando. Sé que en ocasiones los tenemos atrás de muebles y  es complicado hacer esto diario. Pero también sé que hay algunos que están a nuestro alcance y porque no es parte de nuestros hábitos no lo hacemos.

Comencemos por eso, ese cargador de iPhone que siempre está conectado, esa secadora/lavadora, o cualquier aparato a nuestro alcance. Mínimo empecemos por eso. 

2. Focos ahorradores

Muy importante, y tampoco se dispara tanto el precio de ellos. Por 15 pesos podrías ayudar muchísimo al planeta, y ahorrar años de desintegración. ¿No es sencillo?

Foco normal: 80 pesos.

Foco ahorrador: 95 pesos.

3. Disminuye uso de bolsas y popotes

Todos dicen que es uno de los menores de los males, que hay muchas otras cosas por hacer. Pero mientras, créeme que a nadie le daña si dejas de usar estos productos o al menos minimizas el consumo.

Compra unos popotes (aproximadamente 100 pesos) y olvídate de estar pidiendo en cafeterías y restaurantes. Demasiado sencillo como para no hacerlo, ¿no crees? Sé que las bolsas son más complicadas pero aquí algunas propuestas.

4. Haz tu propio jardín 

Con macetas, en tu balcón, si tienes un hogar. Dale vida a la plantas, respeta al medio ambiente, y cambia tu visión de la naturaleza. AL final, terminarás amándolo, y si vas a Xochimilco encontraras grandes ofertas.

5. Disminuye uso de automóvil 

No es que siempre uses la bicicleta (sé que no todos tenemos la habilidad y menos en la Ciudad de México). Pero a veces por flojera optamos por el coche cuando podemos caminar, ir en transporte público o compartir viajes con amigos.

Empecemos por pequeños pasos. 

6. Minimiza los desechables de tu vida

La flojera máxima nos lleva a pedir a domicilio. Comida, cafés, bebidas, etc. Esto nos deja con cientos de desechables en muy poco tiempo. Por ello, te recomiendo, que te hagas de unos buenos tuppers o termos para poder minimizar el daño.

Uno menos en tu lista ya es un cambio, que nadie te haga sentir mal por eso. Cualquier granito de arena es una ayuda al mundo. 

7.-Compra algunas cosillas ecológicas 

Bolsas para frutas, cubiertos para llevar, filtros de agua, bolsas biodegradables, hay una increíble variedad de pequeños objetos que puedes reemplazar en tu vida y que salen menos a precios muy económicos.

Te regalo dos opciones. Denda y Ecotienda, son en línea y hay muchísimo para elegir.

Te recomendamos en video: