La tecnología una aliada de mamá

Pertenezco a una generación donde la principal forma de comunicarse era a través del teléfono fijo. Si esperabas alguna llamada importante tenías que estar horas frente al teléfono hasta que te llamaran o ir a una cabina telefónica, ¿te imaginas? y cuando llegó el internet, ¡no podías navegar y hablar al mismo tiempo!

Sin embargo, he tenido la fortuna de ver y vivir muchísimos cambios tecnológicos y uno de los que más ha transformado la forma en la que vivimos sin duda es el celular, hoy en día convirtiéndose en una herramienta indispensable para todos. Gracias a él, es mucho más fácil estar informada de lo que sucede en el mundo de manera inmediata, estar conectada con amigos y familiares, que me contacten para un nuevo proyecto o atender alguna propuesta de trabajo.

Aunque de todos los proyectos que he emprendido, hay uno que me llena plenamente, el más importante y el que más me gusta: ser mamá.  En esta maravillosa etapa, estoy convencida de que gracias a la tecnología y teniendo a los smartphones como aliados, las mamás lo podemos todo.

Me siento muy afortunada de poder llevar mi oficina a todas partes. Soy una mujer super activa: puedo estar dando conferencias, en alguna sesión de fotos, ensayando o en el teatro, pero al mismo tiempo puedo estar atenta de lo que están haciendo mis hijos, si están haciendo tarea o jugando. El estar cerca de mis hijos, es invaluable.

mamá

No hay nada que me guste y que me conmueva más que recibir la videollamada de mis peques, ver su carita, escuchar sus risas. Mi teléfono me permite estar siempre conectada a través de la red y aunque no estemos físicamente juntos, mis hijos saben que su mami está ahí, aunque yo me encuentre en los lugares más alejados y recónditos gracias a la gran cobertura que hoy en día tenemos, puedo estar cerca de ellos.

Los smartphones son una herramienta para empoderar a las mamás, nos permite estar en varios lugares a la vez, ser más efectivas en un menor tiempo, atender cuestiones de trabajo, navegar en la red para obtener información, estar conectadas con otras mamás, hablar y jugar con nuestros hijos, en fin, estar conectadas en todo momento. Sin embargo, es importante contar con el respaldo de un paquete de datos que pueda acoplarse a nuestras necesidades, por suerte hoy en día existen compañías que ofrecen planes y promociones bastantes atractivos, brindando la mejor red y la mayor cobertura para mantenernos siempre conectadas con lo que más amamos.

Todo esto se traduce a una mayor diversificación de nuestros tiempos como mujer y como mamá, nos ayuda a tener momentos de calidad con nuestra familia, sin descuidar nuestra carrera profesional.

En este nuevo entorno, el verdadero reto para las mamás es encontrar el equilibrio perfecto. Si bien es increíble contar con todas las maravillas que nos proporciona la tecnología, también es importantísimo darles tiempo de calidad a nuestros hijos. Hacerles saber que hay tiempo para todo y, que cuando estamos juntos, debemos aprovecharlo al máximo.

Muchas veces cuando estoy con ellos, me entra una llamada, los miro a los ojos, y la dejo pasar, porque con eso les estoy mandando el mensaje de que nada es más importante para mí en ese momento que ellos.

Es por eso que, en este 10 de mayo, invito a todas las mamás, de todas las edades a usar más la tecnología, quitémonos ese miedo por lo nuevo y atrevámonos a usarla siempre a nuestro favor porque gracias a ella: mamá lo puede todo.