¿Cuáles son los beneficios del limón?

Esta fruta es rica en vitamina C: 100 ml de zumo de limón casero aportan el 62% de las necesidades diarias. Esta vitamina es fundamental para el buen estado de los vasos sanguíneos.

El limón tiene la increíble fama de ser el “alimento medicina” por excelencia gracias a las numerosas propiedades saludables que se le atribuyen, desde combatir la hipertensión y los problemas cardiovasculares, hasta contrarrestar el estrés y la fatiga o fortalecer las defensas del organismo.

Los botánicos creen que el limón es originario del Sudeste de Asia, entre el Himalaya y China. En el siglo XIII llegó a Europa de la mano de los pueblos árabes. De hecho, la palabra “limón” procede del término árabe “laymún”.

En la actualidad existen varias variedades: el de mesa o “mesero”, de piel más fina, pulpa de color amarillo pálido y más cantidad de zumo; y el “berna”, una variedad mucho más extendida, de piel gruesa, color amarillo muy intenso y forma ovalada.

Acá te presentamos las increíbles propiedades del limón en tu organismo y hasta en otros aspectos como la belleza:

Es una fuente extraordinaria de Vitamina C

Es muy rico en vitamina C: 100 ml de zumo de limón casero aportan el 62% de las necesidades diarias. Esta vitamina es fundamental para el buen estado de los vasos sanguíneos, y muy beneficiosa para la salud de huesos, los dientes y la piel.

Protege las células

Junto a la vitamina C, el limón viene cargado con sustancias fitoquímicas que protegen las células y tejidos del cuerpo. Estas sustancias son terpenos que multiplican la actividad antioxidante de la vitamina C y juntos combaten los radicales libres que dañan las células. De esta manera el limón previene el envejecimiento prematuro y todo tipo de enfermedades, entre ella, el cáncer.

Previene las enfermedades degenerativas

Uno de las moléculas más estudiadas del limón es el limoneno, el terpeno que da el característico olor a las frutas cítricas y que posee una gran capacidad para reducir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas, hipertensión, cataratas, infartos y diversos tipos de cáncer.

Contribuye al buen estado de la piel

La vitamina C del limón promueve la formación de colágeno que contribuye al buen estado de la piel y de los cartílagos, y a la buena cicatrización de las heridas. También favorece la absorción del hierro que podamos ingerir con el desayuno. También juega un papel crucial en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, lo que previene las infecciones y muchas otras enfermedades.

Mejora tu estado de ánimo

Una propiedad poco conocida del limón, y debida también al limoneno y otros terpenoides, es que favorece el buen humor, pues reduce los niveles de estrés y la agitación.

Te depura, alcaliniza e hidrata

Un vaso de agua con limón matutino estimula los procesos depurativos del organismo y favorece su alcalinidad, es decir, lo contrario de la acidez, que favorece todo tipo de trastornos, entre ellos el cáncer.

Posee un poder antioxidante con té verde

Los ácidos orgánicos del limón contribuyen también a potenciar las propiedades benéficas de otros alimentos. En un estudio publicado en la revista Molecular Nutrition and Food Research, en el que se estudiaba la capacidad antioxidante del té verde, se demostró que, tras añadir una pequeña cantidad de zumo de limón a la bebida, su poder antioxidante aumentaba en gran medida.

Elimina las manchas de la piel

Aplícate una mascarilla a base de avena y limón para aclarar poco a poco las manchas que aparecen en la piel –sobre todo en la cara y las manos– con el paso de los años. Para su preparación se mezcla una cucharada de harina de avena con media de jugo de limón hasta formar una pasta homogénea. Seguidamente se aplica sobre las manchas y se deja actuar durante unos veinte minutos antes de retirarla con agua tibia. Hay que aplicar la mascarilla tres veces por semana hasta que se vean resultados.

No tires la cáscara, utilízala

En cuanto a la cáscara del limón, puede servir para aromatizar caldos y sopas, o picarse muy finalmente y utilizarla en salteados, salsas y aliños. También puede dar un toque sabroso a un bizcocho o a un mermelada casera. Eso sí, a la hora de pelar la fruta, es importante no llevarse nada de la parte blanca, ya que es muy amarga y puede alterar bastante el sabor que se desea dar a la receta.

Estudio revela que mujeres mayores de 40 años tienen 53% más posibilidades de un aborto espontáneo

Un estudio de investigadores noruegos reveló que el riesgo de aborto involuntario fue más bajo entre las mujeres de 25 a 29 años.

Te recomendamos en video