Fue a colocarse un piercing y por una bacteria quedó en silla de ruedas

Sangrado e hinchazón aparecieron luego de hacer este procedimiento.

En Brasil, una joven de 20 años sufrió las consecuencias de una mala praxis. Quedó en silla de ruedas tras colocarse un piercing.

Layane Díaz se había colocado este accesorio en julio de 2018. La perforación generó rápidamente sangrado e hinchazón en la joven; la bacteria atacó y casi le queta la vida.

Cuando la infección comenzó, la veinteañera sufrió fiebre. Al pasar este proceso, comenzó a sentir un fuerte dolor en sus piernas que terminó convirtiéndose en entumecimiento.

Este abarcó la mayor parte de su cuerpo impidiéndole volver a caminar.

Quedó en silla de ruedas tras colocarse un piercing

Luego de varios estudios realizados en Brasil, descubrieron que se trataba de la bacteria “staphylococcus aureus” que estaba en su sangre.

TE PUEDE INTERESAR: TV Azteca saca del aire “El poder del amor”, solo cinco días duró el programa

Los doctores le indicaron que la perforación en la nariz había generado una bacteria que casi le genera la muerte.

Al hacerle una resonancia magnética, los médicos descubrieron que tenía cerca de 500 mililitros de pus que estaban comprimiendo tres vertebras en su medula espinal.

Aunque fue sometida a una cirugía de emergencia, pese a los esfuerzos los expertos no pudieron detener la propagación de la infección.

“Estaba devastada. Al principio, fue una situación muy triste”, dijo la chica.

“Mi vida cambió mucho. He conocido a otros jóvenes en sillas de ruedas y he visto que puedo ser feliz así”, añadió.

Ahora debe hacer ejercicio como jugar al balonmano, deporte que la ayudará a desarrollar habilidades en su silla de ruedas.

Te recomendamos en video: