El problema de ver tus redes sociales antes de ir a dormir, según la ciencia

Las redes sociales están afectando tu vida

¿Alguna vez te has levantado más tarde de lo que querías porque no podías dejar de ver tu cuenta de Twitter o Facebook en la madrugada? Todos en algún momento hemos matado el tiempo navegando por nuestras redes sociales, sin sentido pero un nuevo estudio afirma que examinar las redes sociales hasta altas horas de la noche no solo es malo para su horario de sueñosino para tu estado de ánimo al día siguiente.

El nuevo estudio, que se publicó en la revista Sleep Health, se basó en un análisis a los usuarios de Twitter, donde incluyó más de 37,000 tweets de 112 jugadores de la NBA entre 2009 y 2016. El resultado encontró que los jugadores que tuiteaban con frecuencia entre las 11 p.m. y las 7 a.m. antes de un juego de baloncesto programado "anotó menos puntos y tuvo menos rebotes". En otras palabras, twittear y navegar por las noches en tus redes sociales no solo sabotea tu capacidad para dormir, sino que también puede dejarte literalmente fuera del juego al día siguiente.

Si bien los investigadores sí encontraron que los jugadores de la NBA que tenían actividad nocturna en sus perfiles, mostraron un peor desempeño en el juego que los jugadores que se mantuvieron alejados de Twitter a la hora de acostarse. Los autores del estudio también señalaron que los usuarios nocturnos jugaron un promedio de dos minutos menos por partido de baloncesto en comparación con los que no son tan activos de noche.

En términos más generales, la actividad en redes sociales a altas horas de la noche puede desatar privación del sueño, además de afectar otros contextos sociales, ocupacionales y físicos basados ​​en el rendimiento.

Y es que tiene mucha lógica. Seguramente has notado que tu productividad (tanto en el trabajo como en general) se ve afectada cuando pasas la noche en vela "likeando" las fotos de desconocidos en Instagram o retuiteando comentarios aleatorios en Twitter.

Es demasiado fácil en estos días caer en la tentación del teléfono mientras estás en la cama esperando a que llegue el sueño. Todos hemos estado allí, pero tal vez valga la pena dejar este hábito.

Tal vez podrías comenzar por mantener tu teléfono en una habitación diferente a la hora de acostarte y en su lugar, usar un buen reloj despertador a la antigua. No hay necesidad de cambios drásticos aquí: apégate a lo que sabes que eres capaz de lograr, y el resto se acomodará solo.

Te recomendamos en video