¡Pendiente! Mujer con sinusitis muere tras lavarse la nariz con agua del grifo

Según la revista International Journal of Infectious Diseases en lugar de usar agua esterilizada para la sinusitis usó agua del grifo, con terribles consecuencias.

El médico de esta mujer de 69 años en Seattle le sugirió usar dispositivos de lavativa salina tipo neti para mejorar la higiene de su cavidad nasal tras la sinusitis, que se usan con una solución de agua salada, como es el suero fisiológico, y que siempre se aconseja que sean recargados con soluciones estériles de este tipo para evitar las posibles infecciones.

Como alternativa a las soluciones preparadas, también podría usarse agua del grifo hervida durante 3-5 minutos y posteriormente enfriada. Así mismo, el dispositivo debe limpiarse siempre entre cada uso.

Sin embargo, la mujer no siguió correctamente las instrucciones: usó agua del grifo filtrada, sin hervirla previamente. Un mes después de iniciar este uso negligente de su dispositivo, su infección había pasado a dar lugar a un sarpullido en el puente nasal, además de piel roja en carne viva en sus fosas nasales.

Un año después la mujer sufrió una alteración del comportamiento y un temblor del lado izquierdo de su cuerpo. Una tomografía computarizada reveló la presencia de un tumor de pequeño tamaño en la corteza motora del lado derecho de su cerebro. Posteriormente, un análisis del tejido de este tumor mediante una biopsia también corroboró que se trataba de una tumoración. Sin embargo, unos días después, tras iniciar nuevos síntomas, un nuevo análisis de imagen reveló lesiones por todo el cerebro.

Bacterias mortales

En este caso, el análisis de los tejidos afectos reveló una infección por amebas. Si bien es cierto que no se ha podido demostrar a ciencia cierta que dicha infección por la ameba Balamuthia mandrillaris se inició con el mal uso del irrigador nasal, esta sería la hipótesis más aceptada por los médicos que han tratado a la paciente.

Aun así, los mismos autores del informe del caso destacan el hecho de que estas infecciones son muy raras, y este sería el primer caso secundario a un mal uso de un dispositivo nasal, al menos en el caso de B. mandrillaris.

Por desgracia, cuando se identificó la causa de los síntomas de esta mujer, fue demasiado tarde. En apenas una semana, a pesar de los fármacos antiamebianos, falleció.

Es importante usar correctamente los irrigadores nasales, a pesar de la rareza de estas infecciones, dado que la cavidad nasal es una vía directa hacia el cerebro y el sistema nervioso humano en general, tal como lo reseña el portal “Hsbnoticas”.

Te recomendamos en vídeo: