¡Polémico fallo! Corte Suprema pone fin a controversial juicio por una “gay cake”

Corte Suprema de Reino Unido apoya a panadería que se negó a hacer una “gay cake”.

Una batalla judicial de cuatro años terminó tras la decisión unánime de los cinco magistrados de la Corte Suprema de Reino Unido. El alto tribunal falló a favor de la panadería Ashers, tras ser acusados por presunta discriminación contra un cliente al negarse a hacer una torta que apoyaba el matrimonio homosexual.

El local, ubicado en la ciudad Belfast de Irlanda del Norte, aceptó el pedido de Gareth Lee de hacer el pastel, incluso le cobraron sus honorarios; pero dos días después le informaron que no podían elaborarlo por no estar de acuerdo con el mensaje que llevaría.

La presidenta del máximo tribunal, Lady Hale, aclaró al leer la sentencia que “esta conclusión no es de ninguna manera para disminuir la necesidad de proteger a las personas homosexuales y a las personas que apoyan el matrimonio gay de la discriminación”.

Ser o no ser

Según los jueces, los dueños del local, Daniel y Amy McArthur, no se negaron a hacer el pastel porque Gareth Lee fuera homosexual, sino por su contenido.

Daniel McArthur expresó su agradecimiento al tribunal, asegurando estar “particularmente complacidos de que la Corte Suprema haya aceptado enfáticamente lo que hemos dicho todo el tiempo: no rechazamos esta orden por la persona que la creó, sino por el mensaje en sí”.

Mientras que Lee considera que crea un precedente peligroso. “Para mí, esto nunca se trató de una campaña o una declaración. Lo único que quería era pedir un pastel en una tienda. Pagué mi dinero y unos días después me lo negaron. Me robaron. Eso me hizo sentir como un ciudadano de segunda clase”, declaró.

Máxima instancia

Esta sentencia anula dos anteriores. La primera emitida por la jueza de distrito, Isobel Brownlie, quien dictaminó que las creencias religiosas no podían dictar la ley y ordenó a la panadería pagar daños por £ 500.

Los McArthur recurrieron esta decisión y acudieron, en 2016, a la Corte de Apelaciones de Belfast bajo el mismo argumento que aceptó la Corte Suprema.

Te recomendamos en video: