Así es como viajar te ayuda a enfrentar tus miedos y vivir la vida de tus sueños

Viajar es una experiencia de vida que te llena en todos los sentidos

Quizá Eat, Pay, Love (Comer, rezar y amar) nos metió una cosquilla por dejarlo todo y emprender la aventura pero no está tan alocado ni alejado de lo que un viaje puede provocar. Porque viajar te brinda una perspectiva global más amplia de la vida. No importa a dónde vayas o qué tan frecuente lo hagas. Una vez que lo haces, tu mente cambia por completo.

Ya no estás encajonada por hacer las mismas tareas una y otra vez en el trabajo ni tampoco estás bajo las expectativas de otros.. Conoces personas de diferentes rincones y, a su vez, te das cuenta de que hay posibilidades abiertas e infinitas para tu futuro y tu felicidad.

Antes, estabas atrapada en una burbuja, pero ahora te diste cuenta de que siempre tuviste la opción de salir. Viajar te hace más innovadora y creativa; te expone a nuevas experiencias, estímulos e inspiración todos los días que te motivan a crear.

Viajar te abre las puertas a mundos que viste en las películas o en tus sueños pero sobretodo, te ayuda a enfrentar tus miendos y vivir la vida de tu sueños. Estos puntos te ayudarán a entender cómo es que hacerlo te llevará más lejos de lo que crees.

ENFRENTAS EL MIEDO A LO DESCONOCIDO

¿Cómo me voy a mover? ¿Qué pasa si me pierdo? ¿Y si nadie me ayuda? Sentir miedo es inevitable cuando viajas. Tu mente se pone cientos de barreras que te impiden hacerlo. Desde pensar que no hablas el mismo idioma hasta la idea de perderte y no saber cómo volver a tu hotel.

Estos pensamientos generalmente toman el control antes de un viaje pero una vez que estás del otro lado, te das cuenta de que nada es tan malo como lo imaginabas. Es probable que siempre encuentres alguien que te ayude a encontrar tu camino, alguien que hable tu idioma o que te enseñe cómo llegar al punto que quieras. Poco a poco tu intuición se agudiza y en un par de días te vuelves capaz de moverte como si fueses local. Cuando viajas, superas tu miedo a los desconocido lo cual hace que te vuelvas autosuficiente, independiente y valiente.

TE VUELVES MÁS FLEXIBLE Y ADAPTABLE EN EL CAMINO

Aprendes sobre aquello que te ayuda en tu travesía y dejas aquellas cosas que no puedes controlar. Puede que las cosas no salgan como lo planeaste, pero hay dos caminos: o the bloqueas y te quedas estática o buscas la forma de moverte a donde quieres llegar. Viajas te enseña a manejar los desafíos y aceptar la incertidumbre que se cruza en el camino, a adaptarte a lo que hay y hacer lo mejor con ello.

Las barreras del idioma son muy reales y pueden ser una razón por la cual no viajas a otro país. Puedes estar nerviosa por el hecho "salir de tu zona de confort". Pero conforme te mueves, aprendes que no todo es tan difícil como parece y que mientras más abierta mantengas la mente, tendrás mayores posibilidades de disfrutar lo que estás viviendo.

COMPRENDES LA IMPORTANCIA DE SER MÁS ESPONTÁNEA

Cierto, a la mayoría nos gusta viajar con un plan bajo la manga pero mientras que siempre es más cómodo tener una reservación asegurada o un mapa en la mano, las situaciones espontáneas también te harán disfrutar de otra manera. A veces lo que no estaba planeado resulta ser la mejor experiencia de vida y a veces un desastre, pero finalmente se vuelve parte de ti. Si eeres una persona ansiosa que no soporta la idea de ver "a dónde te lleva la marea", viajar te ayudará a enfrentar muchos de tus miedos y a vivir una vida más espontánea. Un momento estarás tratando de organizar una agenda de viaje perfectamente acomodada y al siguiente, sólo querrás llegar al aeropuerto y ver qu´ñe vuelo tomar hacia el destino que menos pensabas.

APRENDES A  DISFRUTAR DE ESTAR SOLA

Viajar te enseña que estar sola no es tan aterrador como parece. Claro, las aventuras siempre son mejores con un amigo o una hermana, pero a veces, te verás completamente sola porque nadie más puede ir. ¿Estás dispuesta a perderte la oportunidad de irte sólo porque otros no pueden?Los viajes que hagas sola se vuelven recuerdos y momentos que apreciarás para siempre y que compartirás solo contigo. Aunque no lo creas, es algo sumamente gratificante.  "Estar sola" en otro rincón del mundo no significa que seas miserable. Te ayuda a conocerte y a disfrutar las cosas desde otra perspectiva.

Y QUE LAS MEJORES CONEXIONES LAS CREAS VIAJANDO

La vida tiene que ver con el equilibrio, y viajar te enseña a acercarte a las personas y hacer conexiones increíbles. Puede que te sorprenda saber cuántos humanos en este planeta comparten las mismas pasiones que tú. Nunca sabes a quién encontrarás del otro lado del mundo.

Especialmente si eres introvertida, estar sola puede convertirse en algo tan natural para ti que terminas conociendo lugares a los que jamás podrías haber dio con alguien más. Sin embargo, algunas experiencias se mejoran compartiéndolas con otros. Puedes hacer recuerdos rodeada de soñadores y aventureros como tú.

Te recomendamos en video