¡Demasiado tierno! El perro que padece una extraña enfermedad que le transforma el rostro todos los días

No todos los perros son hermosos, pero si especiales. La historia de "Beaux Tox" te va a encantar.

Hace cinco años un perrito que nació en un criadero no pudo ser vendido porque lo consideraban "feo". Al ver que nadie se interesaba en llevar el perro a casa, decidieron venderlo. "Lucky" como fue nombrada la mascota, paso de dueño en dueño hasta que llego a Texas. En esta ciudad su dueña no lo cuidaba lo suficiente, porque tenia muchos gatos y el perro no recibía la atención o cuidados necesarios.

"Lucky" podía pasar días atado a un árbol y sin una cama para dormir. La salvación de este particular perrito llegó cuando su dueña decidió mudarse, y no podía llevárselo. La mujer publico fotos de su mascota en redes sociales, en ese momento Jamie Hulit, una amante de los animales, lo vio y se enamoró.

Jamie es una mujer que ama estar cerca de los animales y busca a toda costa su bienestar. Ella trabaja y fomenta rescates en Texas para darles nuevas y mejores oportunidades a los animales. La tarea no ha sido fácil, ya que termina enamorándose de las mascotas y quiere dejarlos en casa.

La adopción de "Lucky" no seria fácil, no estaba bien de salud. Infestado de pulgas, desnutrido y además tenia el parasito conocido como "gusano del corazón", que en algunos casos puede ser fatal. A pesar de esta difícil situación, Jaimie insistió en llevarlo a casa y se dedico a cuidarlo y darle una mejor calidad de vida mientras su salud iba mejorando.

Ella le cambio el nombre al perro y ahora se llama "Beaux Tox", haciendo referencia a la condición facial que lo hace distinto al resto de los perros. Cuando el nuevo miembro de la familia llego a casa, pesaba diecinueve kilos y la condición normal para los labradores es entre veintiséis y treinta y nueve kilos. El proceso de recuperación del can fue lento y genero muchos gastos, cuenta su nueva madre humana.

“Casi no lo logró. Estuvo con tanque de oxígeno durante una semana. Terminé gastando como $8 mil dólares en tratamiento para obtener una resonancia magnética y ver qué estaba pasando. Acaba de recibir la vacuna de la serpiente de cascabel y recibió un entrenamiento porque no sabía cómo ser un perro de interior. Tenemos un rancho, así que dejamos que se mueva libremente, pero él realmente no quiere ir a ninguna parte. Él solo se queda alrededor de la cubierta. Solo quiere estar saltando en la piscina. Le encanta nadar”

.

La vida de "Beaux Tox" cambio por completo, ahora tiene dos hermanos caninos y es amado en su hogar. Jaimie asegura que la deformidad en su rostro no es problema, lo convierte en un perro muy particular y con una versatilidad increíble. El nombre viene precisamente por esta condición, ya que necesita Botox.

“Su rostro es una deformidad. Literalmente cambia todos los días. Realmente se balancea hacia un lado, o un día es puntiagudo, un día está lleno y blandito: su rostro cambia tan a menudo que no se ve igual todos los días”.

Te recomendamos en video: