La realidad del agua en el Mundo

El líquido esencial para todo tipo de vida en el Planeta Tierra cuenta con un problema de escasez en diversas partes del mundo, de ahí la necesidad de cuidar el agua.

Hace un par de días se celebró el Día Mundial del Agua y a propósito de ello, es que es necesario conocer la realidad mundial del recurso hídrico más importante de todos: el agua.

El agua cubre un 81% de la superficie del Planeta Tierra, y un 95,5% de aquella capacidad total se encuentra en los océanos como agua salada, mientras que un 1,74% se encuentra en depósitos subterráneos, 1,72% de glaciares continentales y un 0,04% en lagos, embalses y ríos (Unesco).

Se estima que del total del agua dulce disponible para el consumo humano, animal y también de la flora de la Tierra, un 70% se destina a la agricultura y de hecho gracias a cifras de la FAO, la escasez de agua se presenta en uno de cada cinco países en vías de desarrollo.

Es por todo lo anterior que el agua es vital no solo para el consumo, sino que también porque es capaz de mover barreras, crear empleos y sustentar la vida en la Tierra.

Recurso vital para la vida

1659189323880f49f317dc660x550.jpg

CC Manuel Fdez vía Foter

Se llama crisis hídrica cuando no hay suficiente agua potable para toda la población y la Organización de las Naciones Unidas ha definido la crisis hídrica como una preocupación mundial, en donde todas las naciones deberían aportar para cuidar el recurso más importante de todos.

Entre las principales características de una crisis es posible ver la falta de acceso al agua potable (se estima que más de 800 millones de personas en el mundo lo viven a diario), la falta de agua limpia para el saneamiento y la eliminación de los desechos (se estima que son unas 2.500 personas), el uso en exceso del agua de las reservas subterráneas (disminuyen las capacidades agropecuarias), la contaminación de los recursos hídricos, afectando directamente a la biodiversidad y los conflictos que puedan presentarse entre naciones para tener un mayor control del agua, el que incluso puede terminar en conflictos armados.

Y el futuro no es mucho más prometedor. De acuerdo a un estudio de World Resources Institute del año 2015, se estima que el Oriente Medio será una de las regiones más comprometidas en temas de falta de agua.

14 de los 33 países comprometidos en la siguiente gráfica pertenecen a la región oriental y de esos catorce, estos que nombraré a continuación son aquellos más vulnerables de todos: Bahréin, Kuwait, Palestina, los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Omán y el Líbano.

Sin embargo Estados Unidos, China, India, Namibia, Sudáfrica, Perú, Chile, Australia, Filipinas, Mongolia e Indonesia, también son algunos con un fuerte compromiso a la falta de agua en el futuro.

55df3fadc46188a5538b45b4660x550.jpg

Fotografía de World Resources Institute

El Calentamiento global es clave para que la cantidad de agua comience a cambiar sus niveles y ya son varios los equipos de investigadores en diversas partes del mundo quienes están estudiando el cambio en los niveles hídricos y así poder tomar cartas en el asunto.

Pero, ¿qué se puede hacer ahora? Con pequeños grandes cambios de hábitos sí se puede cuidar más el recurso. Actividades básicas como cerrar la llave mientras te lavas las manos y los dientes pueden ahorrar en promedio unos 12 litros de agua, reparar las llaves o tuberías rotas que gotean ahorrarán unos 170 litros de agua al mes y evitar las largas duchas serán un primer paso para que cuidemos entre todos el recurso más preciado de todos, el agua.