¿Por qué los chimpancés arrojan piedras a los árboles?

Varias son las hipótesis sobre el sentido que tendría este comportamiento, aunque no existe consenso en la comunidad científica.

Los primates en general utilizan, al igual que nosotros, herramientas que les facilitan la vida. Pueden ayudarse de varillas para la pesca e incluso en algunas regiones de África Central se les ha visto confeccionar algunos tipos de cuerdas. Sin embargo, existe una conducta que los científicos aún no logran darle un sentido: los chimpancés lanzan rocas a los troncos de los árboles.

Durante la década de los 60, los primatólogos comenzaron a observar estas conductas en algunas poblaciones de chimpancés. Sin embargo, en más de 50 años, los expertos no identifican el propósito de lanzar rocas a los árboles. 

Algunos esgrimen la posibilidad de que se trate de un acto de cortejo de los individuos masculinos. No obstante, se ha visto muchas hembras incurriendo en la misma práctica. Otra de las posibles razones es que  simplemente marquen ciertos árboles para trazar caminos.

Cámaras de vigilancia

Para dilucidar mejor esta conducta, científicos del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva instalaron “cámaras trampa” para seguir más de cerca el hábito. Los investigadores pudieron observar que ciertas comunidades de chimpancés de África Occidental -con escaso contacto con humanos-  suelen rellenar algunos troncos de árboles con rocas de tamaño mediano.

Al pasar algunos días, algunos individuos de la comunidad se acercan al árbol, extraen una roca y la lanzan contra el tronco, antes de pregonar un estruendoso sonido gutural. Para Christophe Boesch, biólogo del Departamento de Primatología de la institución investigadora, podría tratarse de un rito cultural. Conforme pase el tiempo, los videos podrán revelar la verdadera intención de nuestros “primos cercanos” en ese único pero extraño ritual.