Las razones de por qué deberías comer Kale, la verdura mágica

Conoce por qué esta col se ha vuelto tan popular en el mundo por su valor nutritivo y aprende cómo prepararla.

Las verduras de hojas verdes son reconocidas por contener un alto valor nutritivo, pues son ricas en vitaminas A, C, el complejo B, E y K; además de una serie de minerales. Pero la que está irrumpiendo fuertemente en el mercado saludable es la llamada kale o col rizada. A esta  verdura se le atribuyen una serie de propiedades que te detallamos a continuación.

Es oriunda de Asia menor y llegó a Europa alrededor del 600 d.C. De a poco comenzó a hacerse popular principalmente por su gran sabor y características estéticas. Fue muy utilizada para la ornamentación de platos, pues sus hojas rizadas le daban un toque de elegancia a las preparaciones. Pero gracias a la ciencia, sabemos que la kale posee un gran valor nutritivo y se está convirtiendo en la verdura de moda.

0507kale970660x550.jpg

Bloomberg.com

Una porción de kale aporta la escasa cantidad de 30 kcal. además de ser rica en vitaminas  A, C y K; minerales, antioxidantes y fibra. Por otra parte, la col rizada contiene un alto porcentaje de ácido fólico, compuesto fundamental en el embarazo, y Omega 3. Por su ductilidad de sus hojas, puede preparase de varias formas. Aunque su sabor es un tanto fuerte y a veces hasta amargo, se le añade un poco de aceite de oliva para suavizarla.

De acuerdo con Animal Gourmet, los nutriólogos recomiendan el consumo mínimo de dos porciones a la semana. Por lo general se le cocina al vapor o se puede también comer en formato de crema. Ahora te daremos algunas alternativas para su consumo.

 

Smoothie de kale, palta y té verde (2 porciones)

kale6660x550.jpg

metro.co.uk

  • 2 bolsitas de té verde
  • 1 cucharadita de semillas de chía (12 gr)
  • 50 gr de kale – 1 palta madura, cortada en cuadritos
  • 2 plátanos maduros y cortados
  • 1 cucharadita de miel

Introduce las bolsitas de té verde en agua hirviendo por uno o dos minutos. Luego retíralas, agrega las semillas de chía y deja que se enfríe. Vacía el líquido en una licuadora y añade el kale, la plata, los plátanos y la miel. Mezcla todo hasta que esté suave y luego sirve en vasos largos.

vía Discover kale

Cuscús con garbanzos y kale

6501200660x550-1.jpg

Dietistas Vegetarioanos

  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • 1 ramillete de col kale (o col rizada)
  • ½ ramillete de rabanitos
  • 6 cdas de perejil picado
  • 2 vasos de cuscús integral (en este caso, de espelta)
  • 3 vasos de garbanzos cocidos (recordad añadir el alga Kombu en la cocción)
  • 2 vasos del caldo de la cocción de los garbanzos (o agua en su defecto)
  • 2 cdas de salsa de soja
  • 1cp de hierbas provenzales
  • Sal y pimienta al gusto

 

Separar las hojas del tronco de la col, cortar todo en trozos pequeños y reservar. Cortar en trocitos el puerro y las zanahorias por separado. Saltear las verduras con un poco de aceite y sal en un sartén grande durante 5 minutos. Añadir los garbanzos junto con el agua de cocción. Cuando empiece a hervir, añadir hojas de kale. Tapar y dejar hervir a fuego lento durante 5 minutos. Luego apagar el fuego y añadir salsa de soya, las hierbas provenzales y, poco a poco, ir añadiendo cuscús. Remover todo con una cuchara de madera. Volver a tapar y dejar reposar entre 5-10 minutos. Decorar el plato con rabanitos cortados con perejil picado.

Vía Dietistas Vegetarianos.

.