Dos lobos marinos mueren por ataques con perdigones en el sur de Chile

En total fueron tres los lobos marinos heridos, pero sólo uno sobrevivió ante el ataque de terceros y gracias al cuerpo de veterinaria de la Universidad San Sebastián.

En julio pasado la ONG pro defensa de los animales, Orca Chile, denunció el brutal asesinato de un lobo marino en las instalaciones de una empresa salmonera en la región de Aysén, al sur del país. Hechos como este parecen ser pan de cada día en la industria de la salmonicultura. Recientemente, tres ejemplares de lobo marino fueron encontrados gravemente heridos en la región de Los Lagos, en distintas localidades, entre ellas Calen (Dalcahue), Pelluhuín y en las cercanías de Calbuco.

Una ves reportado los hechos, el Servicio Nacional de Pesca y el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad San Sebastián (USS) fueron en rescate de los ejemplares heridos.

Según explica Guillermo Santibáñez, director de la carrera de Medicina Veterinaria USS, “prácticamente todos los impactos de perdigón se concentraban en la cabeza de estos mamíferos”.

Por su parte, Javier Cabello, uno de los médicos veterinarios, señaló a Las Últimas Noticias que los mamíferos llegaron “en malas condiciones” y que en el caso de los dos lobos marinos muertos, “tenían los ojos literalmente reventados”.

Sólo uno pudo sobrevivir debido a que las lesiones en su cráneo eran de menor magnitud, salvando gran parte de su visión y siendo devuelto a su hábitat en el sector de Hornopirén.

Para el especialista, la evidencia encontrada en los ataques es un indicio de que el objetivo del victimario no era ahuyentar a estos ejemplares, sino, asesinarlos.

Actualmente los lobos marinos se encuentran en la lista de especies protegidas en toda la costa de Chile. Episodios como este deben ser denunciados a los organismos pertinentes como el Sernapesca para evitar que se repitan.