Organizaciones contrarias a Alto Maipo presentan denuncia a Superintendencia de Medio Ambiente

En compañía de la diputada Camila Vallejo entregaron al ente regidor un nuevo recurso para evitar la continuidad de la construcción de la hidroeléctrica.

Un nuevo capítulo surge en la lucha de organizaciones sociales contrarias al proyecto de la Central Hidroléctrica Alto Maipo, ya que presentaron ante la Superintendencia del Medio Ambiente una denuncia donde indican que en la construcción de la misma, hace peligrar la vida de los ciudadanos de la zona.

Acompañados por la diputada Camila Vallejo y la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Valentina Saavedra, estos grupos advierten que se ha incumplido la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), puesto que el tránsito de maquinaria pesada por el sector del Cajón del Maipo se ha realizado, acusan, sin las debidas medidas de seguridad, poniendo en riesgo la integridad de los vecinos.

“En cualquier momento esos camiones pueden ocasionar algún accidente grave, de hecho ya es habitual que esos vehículos se vean involucrados en hechos de ese tipo”, afirmó María Jesús Martínez, integrante de la Red Metropolitana No a Alto Maipo.

El escrito es un nuevo intento de parte de estas organizaciones para evitar la continuidad de este proyecto, argumentando que puede generar un impacto negativo en el ecosistema de la precordillera de la Región Metropolitana, algo que no ha sido evaluado por las autoridades en la materia.

Al respecto, Saavedra señaló a Radio Universidad de Chile que el Gobierno ha mostrado displicencia con las demandas de estos ciudadanos.

“Los compañeros han pedido audiencias y no se las dan, no se les contesta. Entonces nos parece que se necesita una voluntad política real de hacer las cosas bien“, sostuvo.

Además, las organizaciones reiteraron que continuarán con sus protestas y entregando documentos a las autoridades, pues aseguran que Alto Maipo pone en jaque el abastecimiento de agua potable de toda la Región Metropolitana, además de la calidad de vida de, al menos, siete millones de habitantes.