Lifestyle

Se comprueba que el rendimiento escolar mejora con áreas verdes

Estar en contacto con la naturaleza mejora nuestra vida de muchas maneras, a ella pertenecemos y entre más cerca estemos mayores serán sus beneficios.

Diferentes estudios han demostrado la relación que tiene la exposición a la naturaleza con el rendimiento escolar o la estimulación del aprendizaje. Esto suena lógico en el sentido de que nosotros somos parte de ella y es ahí donde pertenecemos para ser plenos.

Estar en contacto con la vegetación también puede curar algunas enfermedades o disminuir la delincuencia. El estudio más reciente se llevó a cabo en Barcelona, el estudio se aplicó a 2.500 niños en 36 escuelas.

Cuando se compararon sus resultados académicos con la presencia de áreas verdes, la relación entre el buen rendimiento y la vegetación se hizo evidente. De esta manera nació el Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada (NDVI), medida que permite identificar espacios verdes de acuerdo a sus propiedades reflectantes.

A través de pruebas de palabras y números se evaluó en los niños la memoria de trabajo, un tipo de memoria de corto lazo que es clave para el razonamiento, el aprendizaje y la comprensión. También se midió la capacidad de atención de los chicos.

Los alumnos que vivían rodeados de vegetación tuvieron un mayor progreso en cuanto a memoria y atención durante el año de estudio. Las escuelas que tienen áreas verdes pueden mejorar el desarrollo de la memoria de trabajo hasta en 9%.

Como podemos concluir, es la relación con la naturaleza la que nos hace más eficientes y no el nivel socioeconómico, ni la raza u otras cosas que tratemos de creer. Un estudio en primarias públicas de Massachusetts respalda la investigación españoña.

En este otro experimento se demostró que la presencia de áreas verdes mejoraba las puntuaciones de los alumnos en pruebas de inglés y matermáticas. Las razones científicas para esta mejora tienen una explicación.

Las áreas verdes proveen un espacio de aire limpio que nos protege de la contaminación mejorando la salud. Una buena salud permite hacer ejercicio, lo que nos hace más inteligentes ya que la actividad física estimula el rendimiento cognitivo.

Además, los juegos al aire libre mejora las habilidades creativas y sociales de los niños. Con sólo caminar entre árboles, nuestra actitud puede mejorar y cuando hay actitud, se puede lograr lo que sea. Luchemos por más áreas verdes y más naturaleza en agradecimiento de todo lo que son capaces de hacer por nosotros.

Tags

Lo Último


Te recomendamos