Opciones para un desayuno crudivegano

Un desayuno práctico, con el que cualquier persona agradecerá empezar el día.

No tiene mucho que descubrí los desayunos de este estilo, quizás algunos meses, pero en definitiva que han cambiado mis mañanas. Nada más hermoso que levantarte y descubrir que alguien te ha hecho el desayuno… tú mismo.

Pero retrocedamos un poco, estos desayunos crudiveganos son de avena, y ustedes dirán qué como es eso posible si la avena necesita cocerse. Tradicionalmente sí, pero hay una técnica para comerla en crudo: remojarla durante la noche. Esto hace que se suavice y se hinche, además de que maximiza sus beneficios, porque entre más cruda, más te ayuda a combatir el colesterol.

Estos desayunos son todos con avena remojada durante la noche, quedará lista para que la disfrutes por la mañana (o hasta la lleves a la oficina).

Tiempo de elaboración | 1 noche
Dificultad | Muy fácil
Personas | 1

Ingredientes

Para la avena remojada durante la noche:

  • 1 taza de leche de almendra, soya o coco
  • 1/2 taza de avena de corte de acero
  • 1 cucharadita de chía
  • 1 espolvoreada de canela
  • 2 cucharadas de azúcar morena (opcionales)

Para acompañar:

  • Un plátano y nueces
  • Moras
  • Almendras y mango

Cómo hacer un desayuno crudivegano de avena

  1. El primer paso es por la noche mezclar los ingredientes de la avena remojada, puede ser en cualquier recipiente, pero un frasco es especialmente práctico (más si tu desayuno será para llevar.
  2. Ya una vez que lo vayas a comer, agrega alguna de las opciones para acompañar. Si sientes que no te llena o te da hambre muy rápido, agrega un poco más de nueces o almendras y hará toda la diferencia.