Prepara una empanada salteña boliviana

Regálate un Viaje de Sabor en tu cocina, preparando estas empanadas con un relleno diferente, jugoso y exquisito.

La gastronomía popular de Latinoamérica se destaca por los buenos sabores, aquella preparaciones con ingredientes fuertes, que sobresalen, algo picantes, pero con la contundencia y aroma de los productos locales envueltos en el calor del horno o la olla.

En Bolivia hay un ejemplo: las empanadas salteñas. Las más jugosas y con el relleno de sabor que el paladar Latinoamericano agradece. No lleva un tipo de carne. Aquí bien se combinan el pollo y la carne de res con papas, ají, arvejas, cebollas y caldo de carne. Este relleno se debe hacer el día anterior, o en la noche, porque requiere de refrigeración. Así, al día siguiente puedes hacer la masa, rellenar, cerrar muy bien y llevar al horno.

Son jugosas, son ricas. Una experiencia de sabor que puedes hacer en cualquier viaje culinario desde tu cocina. Anímate a emprender la aventura e invitar a tus comensales a un recorrido gastronómico con el paladar.

640pxsaltec3b1asplazamayor201101.jpg

Wikimedia Commons by Tamorlan

Ingredientes

Para el relleno

  • 500 gramos de carne (res, pollo) en cubos pequeños
  • 5 tazas de caldo de carne, añadir un paquete de gelatina sin sabor
  • 2 cucharadas de ají amarillo (chilli pepper)
  • 6 papas hervidas (consistencia firme) picadas en dados
  • 2 cebollas blancas o rojas – finamente picadas
  • 3 cucharadas de perejil – finamente picadas
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 taza de arvejas cocidas
  • 1 cucharada de pimienta y sal

Para la masa

  • 500 gramos de harina
  • 200 gramos de manteca
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 taza de agua con 1/2 cucharada de sal disuelta
  • 2 cucharadas de ají amarillo (chilli powder, ají en polvo, si tiene merquén, úselo)
  • 2 yemas de huevo

Cómo preparar una empanada salteña

  1. Para el relleno, freír la cebolla y el ají amarillo. Cuando estén cocidos, añadir 4 tazas de caldo de carne (que ya contiene la gelatina sin sabor) y dejar hervir. Añadir la carne picada y cocinar durante 15 minutos. Quítelo de la estufa y agregue perejil, arvejas, papas cocidas, pimienta, sal y la taza restante de caldo de carne. Poner en un recipiente en el refrigerador durante la noche. Esto permitirá que la gelatina endure el relleno lo suficiente como para utilizar una cuchara para insertarlo en la masa.
  2. Luego de haber dejado que el relleno reposar una noche en el refrigerador, comience con la preparación de la masa. Mezclar la harina, el azúcar, la manteca, los huevos y ají amarillo fresco en una licuadora (también puede ser a mano, como tradicionalmente haces masa). Cuando la masa comience a ponerse espesa añadir el agua y las yemas de huevo. La masa se pondrá bastante firme pero es importante amasar hasta que esté bien mezclado el contenido. Luego extienda la masa y corte en rodajas (como tortillas) que tengan 1/2 pulgada de grosor y unas 4 pulgadas de diámetro.
  3. Coloque una cuchara del relleno gelatinoso en cada ronda de la masa, doblar por la mitad y humedecer los bordes del redondel con agua y juntar éstos ajustando muy bien para que la salteña quede perfectamente cerrada. Se puede agregar aceitunas, huevo duro, etc. Repulgar dejando el cierre arriba (como si fuera el borde de un pastel). Es MUY importante que estar completamente sellada completamente, porque mientras esté en el horno se convertirá una vez más jugosa.
  4. Poner las salteñas, sin que se toquen, en una lata con harina. Hornearlas a fuego fuerte (horno europeo 300° C; horno americano 572° F) entre siete a diez minutos. Servir calientes.

Fuente: Horneando algo