Prepara una sopa crudivegana de palta y espinaca

Es posible nutrir nuestro cuerpo con alimentos puros y, a su vez, disfrutar de nuevos sabores con tan sólo combinar 4 o 5 increíbles.

Comer es un placer. Podemos disfrutar de deliciosos sabores, a través de una alimentación natural, sátvica y consciente, sin necesidad de aditivos, procesos complicados, cocciones. Sólo necesitamos regresar a los orígenes, a los alimentos que vienen directo de la tierra, y disfrutar de sus beneficios.

Hace unos días comenté el libro Simple Recipes for Joy, el cual me dio una nueva perspectiva de la cocina vegana y crudivegana. Es posible nutrir nuestro cuerpo con alimentos puros y, a su vez, disfrutar de nuevos sabores con tan sólo combinar 4 o 5 increíbles. Es una especie de alquimia que ofrece los mejores platillos, llenos de nutrientes.

Hoy comparto la receta que me hizo entender este efecto, una sopa crudivegana sencilla de preparar, con dos ingredientes estrella: palta y espinaca. Cuando tengan una oportunidad, prepárenla y compartan sus impresiones — hace maravillas con el cutis.

Complementen su comida con un delicioso postre. ¿Se les antoja un brownie de coco?

Tiempo de elaboración | 10 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 1

Ingredientes

  • 1 manojo de espinaca — suficiente para una ensalada individual
  • 1/2 palta (aguacate)
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva prensado en frío
  • sal y pimienta negra, recién triturada, al gusto
  • 1 o 2 tazas de agua

Cómo preparar la sopa crudivegana de palta y espinaca

  1. Coloca en la licuadora todos los ingredientes — espinaca, palta, jugo de limón, aceite de oliva, sal y pimienta, con 1 taza de agua. Licúa.
  2. Agrega un poco más de agua para ajustar la consistencia deseada — si quieres una sopa cremosa o más ligera.
  3. Sirve en un vaso o un plato hondo. ¡A disfrutar!