Earthlings: si todos somos terrícolas, ¿por qué explotamos a los no humanos? [EcoCine]

Documental de 2003 que, a la fecha, se mantiene vigente. Tiene un mensaje importante que vale la pena comentar y compartir.

Todos los animales que habitamos el tercer planeta de este sistema solar —seamos humanos o no humanos— somos terrícolas. Somos seres con consciencia, sentimos, y como tal buscamos una vida libre de sufrimiento. Entonces, ¿por qué los seres humanos explotamos a nuestros hermanos terrícolas?

En 2003, el documentalista Shaun Monson presentó Earthlings, un filme que muestra cómo la sociedad trata a los animales. Usando cámaras escondidas y material nunca antes visto, hace una crónica de las prácticas realizadas por las grandes industrias que lucran a costa de la vida de otros terrícolas.

Así como la humanidad vivió el holocausto nazi, ahora permitimos y promovemos el especismo; un holocausto animal, con ciclos de explotación y muerte que van sumando víctimas año con año sin tener fin, disfrazado en forma de bienes y servicios para “tener una mejor calidad de vida”.

El especismo es un tipo de discriminación moralal igual que otras como el racismo (discriminación basada en la raza) o el sexismo (discriminación basada en el sexo), que son injustas por el hecho de excluir de consideración, o proporcionar una consideración desventajosa, o no igualitaria, a un grupo determinado por motivos arbitarios. — ONG Especismo Cero

Narrado por Joaquín Phoenix, musicalizado por Moby, Earthlings es un viaje que muestra el dolor de los animales no humanos, a quienes sólo vemos como propiedades. Son imágenes poderosas, tan impactantes que por momentos del visionado me quedaba la sensación de ver una película de terror — una pesadilla que se intensifica con cada minuto de metraje.

Monson divide su exposición en 5 industrias que se mantienen vigentes gracias al consumismo:

  • Mascotas. Mientras que en las fábricas de cachorros, cientos de perros se reproducen sin parar en espacios reducidos y pésimas condiciones, cada año existen más perros en la calle. Lo peor: en Estados Unidos, el 50% de los perros que llegan a antirrábicos son entregados por sus mismos dueños.
  • Alimentos. En este apartado nos muestra el trato que reciben reses, cerdos, gallinas y pollos, vacas lecheras, peces y demás animales que sirven como alimento. Procedimientos de castración sin anestesia, corte de picos, cuernos y dientes, los animales son desangrados y procesados aún estando conscientes, en agonía, luchando por sus vidas que son arrancadas lentamente.
  • Ropa. Cubre el caso particular de India, donde las vacas son llevadas a ciertas regiones para ser sacrificadas y obtener su piel —la que se utiliza a nivel mundial—. En otros países, se utilizan terribles métodos para obtener pieles: los zorros son electrocutados por el ano, las aves desplumadas vivas, algunos animales son despellejados vivos, muriendo en agonía.
  • Entretenimiento. En la tauromaquía  —vista como “arte”—, los animales se desangran en el ruedo cuando humano “valiente lo ha terminado con gracia”. En los circos se entrena a los animales por medio de golpes, por si no fuera poco extraerlos de su hábitat natural. En los zoológicos se crean ambientes en espacios reducidos, sin cubrir las necesidades básicas de cada especie.
  • Ciencia. Por último, una de las prácticas más justificadas en el terreno de la medicina y los cosméticos. Quizá la industria que causa más dolor a los seres sintientes, una agonía acompañada de operaciones y estimulos, para encontrar “la cura” a ciertas enfermedades. Muchos de estos animales no saben ni siquiera que es el sol, ni conocen el pasto, mucho menos la libertad.

Así Earthlings deja un mensaje fuerte y claro. Los terrícolas humanos vemos a los terrícolas no humanos como objetos. No reconocemos su consciencia (que la tienen), no reconocemos su dolor cuando ellos — como nosotros — hacen todo lo posible por evitarlo. Nos hace falta abrir los ojos y tener compasión por nuestros hermanos.

Earthlings cambiará tu vida desde el primer momento. Un documental que merece ser compartido y comentado por todos, para que cada vez más personas abran los ojos y reconozcan a los demás terrícolas como iguales.


EcoCine es una sección donde revisamos películas, documental o ficción, que tengan un mensaje verde. Sugerencias de títulos o propuestas, puedes hacerlas llegar a [email protected]