logo
Los bosques de California han perdido casi la mitad de sus árboles más grandes
Lifestyle 24/01/2015

Los bosques de California han perdido casi la mitad de sus árboles más grandes

El cambio climático está muy relacionado con esta pérdida aunque los investigadores aún no determinan por qué los árboles grandes son tan susceptibles a la sequía.

Por : Paulina Lordméndez

Los árboles más grandes de los bosques de California, como si estuvieran cansados de vernos acabar con el ecosistema, han ido desapareciendo. El estado de California ha perdido cerca del 50% de los árboles de troncos con más de 2 metros de diámetro (te dije que eran grandes) desde 1930 en 46.332 kilómetros cuadrados de bosque, según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

No es casualidad que los árboles puedan vivir tantos años, están ahí porque tienen una enorme función en la estructura del bosque, como si con el tiempo guardaran toda la sabiduría de la naturaleza. Los árboles más viejos de un bosque intervienen en diferentes funciones como las reservas de carbono y el valor cultural del propio bosque con mayor calidad que los árboles pequeños, cuya población ha aumentado y compite por los recursos con los más grandes.

Algunos factores de la desaparición de los grandes árboles son enfermedades, explotación forestal y la sequía que ha golpeado al estado los últimos años. Cualquier árbol puede enfermarse, hay zonas madereras pero lo que llama la atención es que es una constante en todo el estado. Es probable que la falta de agua por el aumento de la temperatura sea una de las mayores causas de su muerte.

Como todo es cíclico y las historias se repiten, los autores del estudio comentan que la escasez de agua se vincula de manera directa con la caída de estos árboles tal como sucedió en la década de 1930, cuando el estrés hídrico hizo que se perdieran muchos árboles como ahora.

El cambio climático, que ha provocado estas sequías también ha influido en otras cosas como el aumento de los robles, pues crecen bien durante periodos cálidos y secos. Sin embargo los pinos, propios de un ambiente húmedo, no han soportado las temperaturas altas ni la falta de agua.

Los investigadores aún no descubren por qué los árboles grandes son susceptibles a las sequías ni los efectos directos que ha tenido en los árboles ya que el último censo se completó antes de 2011, cuando inició el periodo más seco. Nosotros también somos parte del cambio y lo que hacemos aquí impacta allá, las acciones a tomar son sencillas sólo falta que tomemos la decisión de cuidar nuestro medio ambiente.