Lifestyle

Estudio explica cómo la red de ríos de Groenlandia contribuye al aumento del nivel del mar

La investigación da cuenta de la fragilidad de la capa de hielo de Groenlandia y suma nuevas consecuencias a la lista del calentamiento global.

Un nuevo estudio publicado hace dos días en la revista de la Academia Nacional de Ciencias y dirigido por la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA), ha identificado una vasta red de 523 ríos y arroyos que recorren unos 2.000 kilómetros cuadrados, que podría ser la principal causa del derretimiento de la capa de hielo que cubre el 80% de Groenlandia. El continente blanco es la única fusión de nieve y hielo en el mundo, por lo que es considerado el mayor contribuyente al aumento del nivel del mar producto de los efectos del cambio climático.

Hasta ahora, los científicos se habían concentrado principalmente en estudiar los lagos color turquesa que deslizan rápidamente el hielo al océano, convirtiéndolo en icebergs. Sin embargo, gracias al financiamiento del programa de Ciencias Criosféricas de la NASA, esta labor permitió descubrir que los ríos funcionan como un sistema de desagüe capaz de abarcar toda la escorrentía superficial y llevarla a sus cauces en menos de dos días.

¿Cómo se escapa el hielo de Groenlandia?

Identificar el recorrido que hace el hielo derretido hasta que llega al mar fue el objetivo principal del equipo de 11 científicos que durante seis días de julio de 2012 recopilaron datos desde un helicóptero, en lo que fue el mayor esfuerzo científico que se ha intentado en Groenlandia.

Para graficar mejor el movimiento del hielo, los cientificos plantearon dos hipótesis: o funciona como una esponja o como un queso suizo. Finalmente, determinaron que se trataba de una mezcla de ambas, pues en la superficie se comportaba como un queso suizo, ya que los ríos confluían en sumideros o desagües naturales, por donde bajaban rápidamente desde la capa de hielo al océano. En tanto, bajo la superficie, se produce un “efecto esponja”, donde la capa de hielo se drena a un ritmo extraordinario de 55.000 a 61.000 metros cúbicos por segundo.

El modelo asume automáticamente que el agua de deshielo va directamente al mar (…) Algunos pueden quedar retenidas bajo el hielo. Definitivamente, se necesita más investigación“, dijo Marco Tedesco, coautor del estudio y jefe del City College de Laboratorio de Procesos criosférica de Nueva York, y agregó: “Si podemos obtener mejores estimaciones, entonces podemos tener mejores proyecciones para el alcance y el impacto del calentamiento global“.

Números que no calzan

Una preocupante conclusión arrojó la investigación del río Isotoq, un elemento clave en la Modele atmosphérique Regional (MAR), un modelo climático utilizado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático para elaborar respuestas internacionales al calentamiento global.

Este río drena al mar un caudal promedio de 23.000 a 46.000 pies por segundo, es decir, un quinto de las redes de agua descubiertas. Sin embargo, los investigadores encontraron que la cantidad de descarga de Isortoq era menos del 25% que el modelo había estimado.

Vena Chu, uno de los estudiante de doctorado de la UCLA que participó en el estudio, comentó en la publicación sobre la discrepancia de los números: “una gran cantidad de agua sale de la capa de hielo, pero hay otra cierta cantidad que no puede ser explicada“.

Tags

Lo Último


Te recomendamos