Conoce los tipos de oporto

¿Cómo se logra este sabor afrutado? ¿Por qué este invento? Y sobre todo, ¿cómo elegirlo y beberlo? Aquí te respondemos a todo.

El oporto es, como el jerez, un vino fortificado o licoroso, lo que significa que se le agrega aguardiente antes de que termine su proceso de fermentación, con lo cual se conserva el sabor dulce de la uva.

Aunque, su delicioso sabor no fue la razón por la cual se inventó este procedimiento. Los interminables conflictos entre Francia e Inglaterra en el siglo XVII privaron a los ingleses de vino de Bordeaux durante mucho tiempo.

Como en ese entonces sus relaciones con Portugal eran excelentes, comenzó a fabricarse un vino tinto similar en ése país. Sin embargo, el transporte en barco le sentaba muy mal, pues se agitaba con los movimientos del viaje, y llegaba a Inglaterra echado a perder.

Fue entonces que el la bellísima ciudad de Oporto tuvieron la idea de agregarle brandy antes del viaje.  Al intentar fortificarlo, los portugueses mejoraron el vino tinto, si es que esto era posible. Pronto el aguardiente reemplazó el brandy, creando la receta que conocemos ahora.

Un dato curioso es que el oporto tiene la primera denominación de origen de la historia. Conoce sus variedades.

Vintage

El más elegante y exclusivo de todos. Este oporto está pensado para terminar de madurar en botella, no en barrica. Así que se embotella pocos años después de la vendimia pero se mantiene sin abrirse por alrededor de 40 años. Las uvas de un oporto vintage deben ser todas del mismo año (añada).

Tawny

Es un tipo muy común y accesible. El nombre hace referencia a su color marrón, que adquiere gracias a su oxidación controlada durante dos años en barrica.

Los colheita son tawnies de una sola añada, como los vintage, pero fermentados en toneles y no en botella, durante por lo menos siete años.

Ruby

Igualmente común, este oporto se pasa a tanques de acero inoxidable después de una fermentación muy corta. Así, se evita su oxidación y mantienen el color rubí del vino tinto.

Los LBV (late bottled vintage) son rubies considerados excepcionales, que deben tener en la botella la fecha tanto de la añada como la de embotellado, ya que continúan su envejecimiento después de esta fecha.

A menudo forman un poso (depósito al fondo de la botella) por lo que deben decantarse antes de beberse.

*

La copa para degustar esta bebida debe ser de pierna alta, poca capacidad, diámetro pequeño y forma de gota. De esta forma se evita que se oxigene y que el aguardiente tape los aromas frutales que la caracterizan.

¡Salud!