Panamá pierde árboles a causa del cambio climático

De acuerdo con CTFS-ForestGEO, aunque en el país centroamericano resulta evidente, el efecto es global.

La sequía y la contaminación por nitrógeno, entre otros factores relacionados con el cambio climático, están provocando la pérdida de los recursos forestales en el istmo panameño. Esto según un informe publicado por el Observatorio Global de la Tierra del Centro de Ciencias Forestales del Trópico (CTFS-ForestGEO).

Estos cambios, generados por el impacto ambiental del hombre, pueden agravarse en un futuro, de acuerdo al Instituto de Investigaciones Tropicales Smithsonian (STRI). Los efectos no sólo se ven en Panamá, todo el mundo registrará este impacto en mayor o menor medida.

Según informa Teorema Ambiental, este documento presenta datos recolectados desde 1981 hasta la fecha, en la isla Barro Colorado, Panamá. Esta región enfrenta un grave problema de deforestación, lo cual…

  • generó un aumento de dióxido de carbono en la atmósfera del 16%,
  • registra un incremento de temperatura, en promedio de 1 grado fahrenheit (0.6 grados centigrados)
  • ha experimentado cambios en las precipitaciones en un 30%.

Como resultado, los ecosistemas están registrando cambios drásticos que afecta su equilibrio. Los animales cambian sus hábitos alimenticios, otros modifican su migración. Si continuamos sobre el mismo rumbo, pronto experimentaremos nuevos climas en diferentes regiones. Es por ello que resulta importante estudiar estos fenómenos.

Los efectos del cambio climático ya se están viendo en la naturaleza, a nivel global:

  • En India y Borneo, el verano ha causado la muerte de árboles.
  • En Estados Unidos, los ciervos comen árboles antes que lleguen a la madurez.
  • En Canadá, el deshielo de su capa permanente y la contaminación por nitrógeno promueven la muerte de los bosques.

Por esto resulta importante el trabajo realizado por CTFS-ForestGEO para entender los cambios que ocurren; analizar los patrones y encontrar respuestas que nos ayuden a encontrar soluciones, para impulsar la conservación de los bosques y otros ecosistemas. Por el bienestar de la madre naturaleza y los seres humanos.