Lifestyle

El semáforo que baila y reduce atropellamientos

Un recordatorio para los peatones: tener precaución, paciencia y un poco de diversión, antes de cruzar la calle.

Antes de cruzar la calle, ¿te fijas en los semáforos? Es común que los peatones nos lancemos a la aventura, a cruzar avenidas de tránsito pesado en lugares y momentos inadecuados, algo que se traduce a accidentes muchas veces fatales. Tal vez necesitamos un recordatorio para ponernos una pausa y esperar con paciencia.

La compañía Smart realizó un experimento en Lisboa, Portugal, utilizando un semáforo que baila y entretiene a los peatones mientras esperan la luz verde. Sí, en lugar de la clásica figura del hombre estático iluminado en rojo, logró hacerlo bailar gracias a la participación de los mismos peatones que eran invitados a una cabina para mostrar sus mejores pasos al ritmo de la música.

El experimento resultó una maravilla. El semáforo bailarín logró detener al 81% de los peatones hasta que el semáforo indicara el verde. Al final, se convirtió en una fiesta de la conciencia vial y peatonal, donde todos participaron… hasta los más pequeños.

Recordemos que cerca del 50% de los fallecidos en vías urbanas son peatones — en muchos casos por cruzar indebidamente —. Gracias a Smart podemos reflexionar al respecto.

Nos hace falta cultura vial. Seamos automovilistas, ciclistas, peatones, no caemos en cuenta que todos coexistimos. Formamos parte de un organismo más grande, la movilidad de la ciudad. Cuando un elemento falla, el sistema entra en crisis. Es por ello que necesitamos ciudades más humanas, más conscientes, que no sólo estén pensadas en los automóviles.

Por supuesto, los peatones y los ciclistas necesitamos la infraestructura adecuada para nuestra alternativa de movilidad. Existen calles que pueden ser adaptadas para darnos prioridad, sin embargo, las avenidas, los bulevares y los periféricos, quedan fuera de nuestro alcance por el momento — a menos que tuvieran ciclovías bien trazadas, respetadas por los conductores.

Mientras que las cosas cambian, seamos conscientes y crucemos las calles en donde se nos señala, con precaución y respeto hacia la vida de todos, incluyendo la nuestra. Pidamos a nuestros gobernantes que piensen en nuestras necesidades y apostar por un cambio hacia la movilidad sustentable.

Tags

Lo Último


Te recomendamos