Patrimonio ecológico Los Molles [Maravillas Naturales]

El balneario de la Quinta Región concentra el 49% de la flora que data de la época en que los continentes aún no se separaban.

A 187 kilómetros al norte de Santiago, entre la La Ligua y Pichidanqui, en la provincia de Petorca, se encuentra la hermosa caleta o balneario de Los Molles, donde se encuentra una gran veriedad de fauna y sobre todo de flora, la mayoría de la cual data de la época en que los continentes aún no se separaban.

Debido a que el 49% de la flora es gondwánica, y la mayor parte las otras flores y plantas solo crecen en este lugar, la caleta fue nombrada como sitio prioritario de conservación de la Quinta Región. En Los Molles podrás encontrar especies como el lúcumo chileno (pouteria splendens) y el cáctus chilenito, ambas especies únicas en el mundo y en peligro de extinción.

Dentro de la fauna que convive en este lugar, hay una gran cantidad de aves, reptiles y mamíferos marinos, donde destaca el lobo marino de un pelo, ya que se encuentran grandes colonias de esta especie en roqueríos cercanos a la playa, siendo el mayor ejemplo la llamada “isla de los lobos”. Acá también se encuentra la nutria marina, la cual está en peligro de extinción.

Atractivos Naturales

En Los Molles se encuentra el Puquén, que consiste en un fenómeno único en el país, donde, desde un gran forado en unos roqueríos a 30 metros sobre nivel del mar, sale un chorro de agua proveniente de las olas que rompen abajo, subiendo toda la presión que produce este choque de olas con las rocas hasta llegar a esta grieta y descargar toda su fuerza, haciendo un gran estruendo y lanzando agua de la misma forma que una ballena bota el aire y el agua hacia arriba. Un fenómeno muy bello e interesante.

Cerca de la costa está la Isla de los Pirqueros, en la cual conviven distintas comunidades de aves acuáticas como los cormoranes, pirqueros, pelícanos, gaviotas, etc. Puedes saber cuál es la isla porque está toda de color blanco.

También están las loberas, unas islas colonizadas por lobos marinos y aves. Estas islas están a simple vista, y se puede apreciar a los animales descansando, cazando y haciendo todo lo que hacen las aves y lobos marinos en su día a día.

loberas.jpg

En los alrededores de Los Molles hay muchos sitios arqueológicos, donde aún se siguen encontrando fósiles y restos de cerámica y utensilios que usaban los antepasados que vivían en el lugar, que eran agricultores pastores y cazadores.

Además de todos estos lugares de importancia y belleza natural e histórica, Los Molles es reconocido por quienes practican buceo, tanto a nivel nacional como internacional, ya que posee varios sitios para desarrollar esta actividad, como el callejón de los enamorados, la piedra del guatón, el huarapalo, el cintillo, la catedral, el queso y la lobera, entre otros.

Acecho de las inmobiliarias

Lamentablemente, a pesar de sus bellezas naturales e importancia histórica y ecológica, actualmente Los Molles está en peligro debido a un Plan Regulador Comunal que permitirá el desarrollo inmobiliario en el borde costero. El impacto de las construcciones es tal que tras el cambio, solo quedaría un 10% de esta zona privilegiada.

La única forma de salvar Los Molles, y toda la flora que él alberga, es declararlo santuario o área verde, levantando una línea de base ambiental, cosa que no existe hasta el momento, pero que con la ayuda de los vecinos y de todo Chile podría hacerse realidad y entre todos lograr salvar este patrimonio ecológico del país.