Lifestyle

El cristalino lago Baikal [Maravillas Naturales]

Un lugar donde se concentra el 20% de agua dulce no congelada de todo el mundo. Hogar de especies endémicas fascinantes.

Ubicado entre montañas y bosques, al sur de Siberia, se encuentra este hermoso lago. En época de frío obtiene una capa de hielo denso y azul que permite una observación nítida a 40 metros. Durante la temporada de calor, el agua tiene una visibilidad de hasta 10 metros, con tonos en color azul, turquesa, hacia verde. Su agua es tan pura que apenas tiene minerales y puede pasar por agua destilada.

El lago Baikal recibe su nombre del vocablo de origen tártaro Bai-Kul, que significa lago rico. Se le conoce como el ojo azul de Siberia, la Perla de Asia, Байкал морем (mar Baikal) o mar sagrado. Además de su biodiversidad inigualable, es un lugar con de gran importancia histórica y cultural. En 1996 fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aún con todos estos “títulos”, el Baikal está en peligro.

Una enorme joya azul

Este mar sagrado tiene una extensión de 31,494 km², con 636 km de largo, 80 km de ancho y 1680 metros de profundidad máxima. Tiene 336 ríos y arroyos como afluentes permanentes, alcanzando entre 544 y 1123 en ciertas épocas del año. El río Angará es su único cause.

Esta joya natural se encuentra justo al centro de Asia, es la cuenca continental más profunda. Sólo un par de lagos más superan esos 1000 metros: el Tanganica, en África, con 1470 metros y el Mar Caspio, igual en Asia Central, con 1025 metros. El Baikal tiene un volumen de 23,615.39 km³, superado únicamente por el Caspio que cuenta con 69.400 km³. La diferencia entre ellos, este último tiene agua salada.

  1. Como dato curioso, este dato tardaría 400 años en vaciarse.
  2. Podría dar agua a toda la población de la tierra por 35 años.

Por desgracia, entre toda esa agua que alimenta al Baikal, el río Selengá representa un problema por sus descargas industriales, en especial por la fábrica de pulpa y papel del Baikal. Ese flujo de “veneno”, a la fecha, no ha mermado la calidad del agua, en parte gracias a los micro organismos ahí habitan y que se encargan de su limpieza.

Un ecosistema único

En el lago hogar de cerca de 2,600 especies y subespecies, incluyendo 233 variedades de algas. De 53 tipos de peces, 27 son propios de la región. En sus aguas viven los nerpas, una especie de foca endémica y el único mamífero acuático — por las prácticas de cacería, anterior a la ley de protección, se encuentra en bajo amenaza.

El Epischura baikalensis, una especie de zooplancton endémica, representa del 80 al 90% de la biomasa total — un importante elemento en la cadena alimentaria y, además, funcionan como filtro. Existen también una especie de oligoquetos endémicos vitales para el proceso de auto purificación del lago.

Uno de los peces endémicos más fascinantes es el golomyanka, conocido también como pez oleoso. Entre sus curiosidades, vive en las profundidades del lago, viaja a aguas poco profundas para alimentarse, es vivíparo, está compuesto por aceite en 35%, transparente y no tiene escamas, es resistente a la presión del agua. El Baikal es el único lago en el mundo donde hay esponjas.

Ecoturismo

La mejor forma de disfrutar toda esa riqueza natural es por medio del ecoturismo con consciencia ambiental. Baikal es el único ecosistema con un marco jurídico propio, desde 1999. Plantea un régimen especial de economía que consideran actividades turísticas con respeto al entorno. Además existe la Reserva Natural Baikal, que comprende 165.724 hectáreas entorno al lago.

A pesar de la falta de infraestructura y la dificultad del transporte, vale la pena esta gran aventura. Existe un ecotour en el que puedes llegar por tren, vía la ciudad de Irkutsk — también se puede admirar desde el Tren Transiberiano o, bien, tomar la parada en Irkutsk para visitar.

Gracias a la labor de distintas organizaciones turísticas y ambientalistas se han realizado mejoras en senderos ecológicos. Se preocupan por compartir esa experiencia turística con respeto a la naturaleza. Se practica deporte y actividades que integran trabajo ambiental.

La experiencia en el Baikal cambia de acuerdo con las estaciones, así como las etapas del lago. Durante el cálido verano, que llega a 30 grados centígrados, se puede disfruta del senderismo por la costa, excursiones en bicicleta, buceo, kayak y catamarán, cabalgata, paseos por helicóptero, escalada y descenso a cuevas, pesca en zonas indicadas — con una veta a ciertas especies.

Entre los meses de diciembre y mayo, el lago se congela y se percibe como una gran cristal azul, inusualmente transparente. Durante el invierno, que llega a los 40 grados bajo cero, se practica pesca en el hielo, con su correspondiente picnic; también encontrarás paseos en trineo, motos de nieve, esquí, snowboards y paseos por helicóptero. Una gran oportunidad para conocer cómo se dice nieve en ruso, de acuerdo a su tipo.

En 2003 se comenzó la construcción de la Gran Pista del Baikal, un sistema de rutas para senderismo ecológico, a partir de una idea que surge en 1970. Aún se encuentra en construcción, gracias a voluntarios de varios países. A la fecha hay un área que ya está funcional. Tiene como objetivo preservar el medio ambiente, las tradiciones y la cultura de la región.

Aportes a la ciencia

Por sus característica, el Baikal ha sido objeto de varios estudios. Durante la década de 1990, científicos de Estados Unidos, Japón y la misma Rusia, realizaron un proyecto de perforación en el hielo que les permitió estudiar los sedimentos para detallar la historia del lugar. Los resultados ayudaron a entender los efectos del cambio climático en el territorio.

En este lago se encuentra el único Telescopio de Neutrinos en aguas profundas, que se encarga de detectar neutrinos de alta energía. En 2010 se inició la construcción de un segundo telescopio, a 1ooo metros de profundidad — se espera que se finalice en 2017.

Entre 2008 y 2010, gracias al Fondo para la Protección del Lago Baikal, se realizó la expedición «Миры на Байкале», Mundos del Baikal. En total se realizaron 52 inmersiones en sumergibles tripulados, Mir-1 y Mir-2. Se tomaron muestras de agua, suelo y micro organismos, con datos que ayudan a entender mejor lo que ocurre en este increíble ecosistema — también se encontró petróleo, algo que lo podría en peligro.

Un hermoso lugar, que todos deberíamos conocer y apreciar, al menos leer sobre su riqueza. Desde ahora lo marco como un punto obligado en mi próxima visita a Rusia.


Maravillas Naturales es una sección donde hablamos sobre esos lugares en el mundo que debemos conocer. Fallas geológicas, cañones y cenotes. Hermosas playas o islas vírgenes. Si quieres que hablemos de un lugar que conoces o que te haya fascinado, envía tu sugerencia a veoverde@betazeta.com

Tags

Lo Último


Te recomendamos