Namibia permite la cacería de elefantes

El gobierno del Namibia otorgó el mes pasado al menos nueve licencias para la cacería de los llamados elefantes del desierto

La caza de animales en peligro de extinción es, desgraciadamente, un hecho desde hace ya varios años. Alrededor del mundo y especialmente en los países de África se han establecido numerosas medidas de seguridad y conservación para los animales en peligro, hasta llegar a una escolta armada para un rinoceronte en Kenia. Pero un hecho aún más alarmante se dio recientemente en Namibia: la cacería legal de un elefante africano.

El gobierno del país otorgó el mes pasado al menos nueve licencias para la cacería de los llamados elefantes del desierto, una adaptación de la especie Loxodonta africana. Dos de estas licencias se han justificado como la solución a los conflictos con dos animales “problemáticos”. Se presume que el resto de las licencias son cacería.

El Ministerio de Ambiente y Turismo de Namibia emitió un comunicado de prensa al respecto como respuesta a numerosas críticas de organizaciones que acusan a dicha rama de expedir estos permisos a cambio de favores políticos. El gobierno manifiesta en este comunicado que los elefantes ya no son una especie en peligro y son “potencialmente valiosos”. Afirman que:

Hay más elefantes en Namibia hoy que en los últimos 100 años. Una de las razones del incremento de sus números es que tienen valor, las comunidades tienen el derecho de administrar y usar la vida silvestre, y están comenzando a generar ingresos significativos de ella; esto está creando los incentivos para que ellos cuiden y protejan la vida silvestre, incluyendo a los elefantes, todo ello llevando a un resultado positivo de conservación. La cacería de trofeos y el uso sustentable de la vida silvestre es el resultado de una buena conservación.

Cabe mencionar que, a pesar de que el gobierno señala que las ONGs acusantes no tienen permisos de investigación de elefantes ni acuerdos con el Gobierno del país, el comunicado no refuta la existencia de las licencias y no ha hecho ningún comunicado desde la cacería del primer elefante el 14 de junio pasado.

¿Ustedes creen que sea justificable este uso de recursos naturales para generar ingresos? ¡Compartan su opinión!