Cómo preparar galletas de avena y chocolate sin huevo

Si eres alérgico al huevo, o sigues un régimen alimenticio que no te permite comer, no temas, estas galletas te encantarán.

El mundo del vegetarianismo y el veganismo son un territorio totalmente inexplorado para los que somos nuevos, pero estamos seguros de lo que elegimos. En mi caso, elegí una dieta lacto-vegetariana que me permite comer sin culpas, pero que tiene un problema a la hora del postre: no puedo comer huevo.

Y no saben, yo amo el postre con locura. Esto sólo lo convierte en un reto mayor al comer pastel, cupcakes o galletas. Aunque debo admitir, que no me quita para nada el gusto.

Hace un tiempo, comencé a experimentar la sustitución de huevo a la hora de hornear galletas. Lo admito: no fue sencillo, tuve que pasar por varios intentos de galletas bastante duras antes de llegar al perfeccionamiento de la receta (o bueno, que quedaran a mi gusto al menos).

Esta es la receta final que causará adicción y asombro, ¡Prepárense!

Tiempo de elaboración | 1 hora y media
Dificultad | media
Personas | 6

Ingredientes

  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1 taza de harina
  • 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 1/2 tazas de avena licuada
  • 1/2 taza de azúcar mascabado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 250 gr de chispas de chocolate o del chocolate de tu preferencia, en trozos pequeños
  • 1 cucharada de semilla de linaza licuada
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1/4 de taza de nueces trituradas (opcional)
  • 1/2 cucharada de polvo para hornear

Cómo hacer galletas de avena y chocolate sin huevo

Si no lo has hecho, licúa la avena hasta que quede en polvo y precalienta el horno a 200 grados C. Ahora sí, en un recipiente combina los ingredientes secos, menos la linaza. O sea, combina la avena, harina, azúcar, el bicarbonato de sodio, el polvo para hornear y la sal. Cierne muy bien todos los ingredientes, porque como reposteros expertos recomiendan: es de vital importancia, sobre todo en una receta donde se sustituye el huevo.

Ahora, agregaremos los ingredientes húmedos como la mantequilla y la vainilla a la mezcla, hasta que queden bien integradas. Si sientes la mezcla muy seca, agrega un poco más de mantequilla. Déjala aparte.

Es momento de hacer la sustitución del huevo: en un recipiente combina la cucharada de semilla de linaza molida con dos cucharadas de agua. Mézclalas muy bien: debe quedar una masa con consistencia pegajosa. Una vez lista, la integramos a la masa de las galletas y amasamos hasta que queden perfectamente integradas.

Ahora agrega el chocolate, e intégralo bien. Pon la masa a parte y prepara las bandejas para galletas con papel encerado. Divide la masa en pelotas pequeñas (un poco más pequeñas que una pelota de golf. Colócalas en la bandeja y deja suficiente espacio, porque se expandirán.

Cuando esté completa la charola, hornea de 10 a 15 minutos. Sácalas del horno y ponlas a enfríar antes de cambiarlas de lugar, de lo contrario perderán su forma. Una vez frías, ¡Disfrútalas!

Como tip de la sustitución de huevo, siempre divide la receta de tal forma que sólo sustituyas uno a la vez y así puedas calcularlo mejor.