7 razones para no contar calorías

Deja a un lado la obsesión, no cuentes más a esas aliadas del mal y mejor disfruta tu comida sin preocupación.

A veces nos obsesionamos con eso de las calorías, créanme, lo sé. Pero llevar todo a extremos nos hace daño a nosotros/as mismos/as. Esto es exactamente lo que pasa cuando contamos las calorías sin control y es por eso que es mejor olvidarnos de ellas y simplemente alimentarnos sanamente con nuestros gustitos ocasionales. Aquí tienes 7 excelentes razones para dejar a un lado las calorías y dejar de preocupar a tu cabeza con sumas y simplemente comer a gusto.

1. Engañosas

Sólo contar calorías es un tanto engañoso porque no es lo mismo 1,000 calorías de fruta que 1,000 calorías de galletas y pasteles y es ahí en donde la cosa se vuelve un tanto quisquillosa. El contenido nutricional es mucho más que sólo la cantidad de calorías que aporta y es por eso que a veces puede no ser efectivo el conteo de las calorías. Existen muchas razones para dejar a un lado las matemáticas en el ámbito culinario y mejor concentrarnos en la nutrición real de cada alimento.

bizcocho.jpg

(cc) Akane86 |Flickr

2. Difícil ser exactos

Las calorías de cada alimento dependen mucho del peso y porción de éste. Por ejemplo, se sabe que un estimado de las calorías de una manzana son 53 calorías. ¿Pero cómo saber si la que te acabas de comer tiene ese peso exacto para que su valor energético fueran 53 calorías? Lo mismo pasa con todas las porciones de distintos alimentos.

toomuchfood.jpg

(cc) Chay | Flickr

3. No provee información nutricional de todo el alimento

Las calorías te dicen cuánta energía te puede producir cierto alimento, pero en realidad no te dice mucho más. No sabes si en realidad estás consumiendo micro o macronutrientes necesarios. Es el mismo ejemplo que las frutas y los pasteles, ambos pueden tener la misma cantidad de calorías pero uno te da vitaminas y fibra y el otro sólo hará que tus niveles de azúcar se disparen.

sandwichmanzanamantequilla.jpg

http://facildedigerir.com/

4. Lo números varían

La mayoría de las tablas nutricionales de los productos están basadas en una dieta de 2,000 calorías por día. Pero en realidad tu puedes necesitar más o menos que esas, dependiendo de tu ritmo de vida. Por ejemplo, si eres una persona deportista y muy activa probablemente necesites más que 2,000 calorías o viceversa y no porque los empaques se basen en esas calorías significa que te aportan la misma nutrición a ti que a otros.

ejercicio.jpg

(cc) mewall82 | Flickr

5. Las etiquetas no siempre son correctas

Está aprobado que los contenidos nutricionales en las etiquetas de los alimentos tengan cierto margen de error, por lo que nunca sabes exáctamente la cantidad de calorías que estás consumiendo. Por ejemplo, los refrescos de dieta no es que en realidad no tengan calorías sino que tienen muy pocas y por ello pueden añadir que no tienen. Pero de poquito en poquito se llena el jarrito, mejor no las cuentes.

refresco.jpg

cc asgw

6. Puedes dejarte llevar

Esto me ha pasado, no sé si a ustedes. Una vez que empiezas a contar calorías, desarrollas una obsesión por saber y contar cada uno de los alimentos que estás ingiriendo y eso de ninguna manera es saludable. Obsesionarte con las calorías sólo hará que te prives de ciertos alimentos porque “tienen muchas “. Claro que debemos hacer todo con moderación, no por dejar de contar calorías debes alocarte con el consumo de galletas y dulces.

joergkochddpafp-1.jpg

AFP PHOTO DDP/JOERG KOCH

7. Dificultad para comer alimentos de los que no conoces el contenido calórico

¿Dejarías de comer fuera sólo por no saber el contenido calórico de lo que ingieres? Probablemente al principio no, pero si desarrollas esta obsesión por las calorías podrías comenzar a hacerlo y eso no es bueno para nadie. Mejor sigue comiendo como quieres, haz ejercicio y procura alimentarte sanamente la mayor parte del tiempo. En realidad no es un trabajo tan difícil como parece.

menupinterestok.jpg

Ya deja de contar las calorías y mejor básate en los pilares de la buena alimentación.

Fuente: allwomenstalk