Océanos, un vistazo a sus maravillas naturales [EcoCine]

Un documental que muestra a las criaturas maravillosas que viven en los mares. A su vez, invita a la reflexión sobre el daño que el ser humano hace a ecosistemas que apenas conoce.

Los océanos guardan grandes tesoros que esperan ser descubiertos. Distintos ecosistemas y criaturas increíbles, son participes de las historias más extraordinarias. Algo que el mismo Walt Disney creía. En honor a su legado y a su pasión por la naturaleza, nace Disney Nature, una división que nos ha mostrado las maravillas del planeta desde 2008.

Después de su gran debut con La Tierra (2008), Disney hace equipo con los directores Jacques Perrin y Jacques Cluzaud para mostrarnos los Océanos (2010). ¿Realmente conocemos los mares?, ¿sabemos la importancia que tienen en nuestras vidas, aunque no estemos en contacto directo con sus aguas?

«Para contar la historia de los océanos no queríamos citar estadísticas sino abrir una puerta a un cuento mágico y fantástico: las maravillas del pequeño mundo de los arrecifes de coral, la valentía de los delfines defendiéndose, la elegante danza de la ballena jorobada, el espectáculo del mar embravecido durante una tormenta o el silencio de un museo de especies extintas» ~ Jacques Cluzaud

Océanos nos lleva de la mano en un viaje, visitando diferentes puntos del planeta. Ecosistemas tan diversos como las Islas Galápagos, las costas de Sudáfrica, los corales de Australia, las costas del Mediterráneo, Japón, Canadá, México, Venezuela, Bahamas, entre otros magníficos lugares — algunos con profundidades nunca antes exploradas.

A lo largo de la aventura, nos cuentan sobre la evolución de las especies, como algunos animales como la tortuga, regresaron al mar. Hablan sobre la cadena alimenticia, como el pez más grande se come al más chico; nos muestra un frenesí alimenticio, cuando un banco de sardinas, delfines, albatros y tiburones coinciden en un mismo punto. Hasta muestran que ese enorme enemigo puede pasar un buen rato nadando a nuestro lado.

oceans660x550.jpg

© Galatée Films / Pathé

La producción de este documental de origen francés contó con 8 años de desarrollo; sólo el rodaje tomó la mitad de este tiempo. La realización contó con el apoyo de barcos y un equipo de buzos especializados, biólogos marinos y expertos. La calidad de las imágenes submarinas se debe a la creación de tecnología de punta, cámaras de alta definición y sistemas herméticos para lograr cada toma perfecta que vemos.

Por supuesto, hablar de los Océanos también requiere hacer una reflexión sobre el impacto del ser humano. Una parte de la película expone las consecuencias de la contaminación, con imágenes vía satélite; muestra las consecuencias de la pesca con red y la basura que atenta con la vida de los animales marinos como tortugas, peces, delfines, rayas. Afortunadamente, gracias a este filme, se captaron ejemplares nunca antes vistos.

Existen dos versiones de Océanos. En la edición para Estados Unidos omite 25 minutos dedicados al daño causado por el hombre, en especial una secuencia de la caza de tiburones; les cortan las aletas y, tal cual, los regresan al mar donde mueren desangrados y ahogados por no poder nadar — en la versión que llegó al cine en México, sí incluía esta parte y recuerdo que es muy fuerte.

Sin importar la versión que vean, la editada o la original francesa, Océanos demuestra que sólo conocemos “la superficie” de los mares y, a la vez, abre el espacio para la reflexión. En vez de preguntarnos exactamente qué son los océanos, valdría la pena preguntarnos, qué somos nosotros.


EcoCine es una sección donde revisamos películas, documental o ficción, que tengan un mensaje verde. Sugerencias de títulos o propuestas, puedes hacerlas llegar a [email protected]