En México es un lujo tener un automóvil híbrido o eléctrico

La falta de incentivos por parte del Gobierno y los altos precios de lista hacen que estos vehículos sean un sueño para muchos de nosotros.

En los últimos días he considerado vender mi automóvil y comprar una bicicleta para ir a lugares cercanos — hasta podría caminar, en eso no hay problema —. Desafortunadamente, tengo actividades en la ciudad, a unos 9 kilómetros de mi casa; viajes que, si bien me va, toman 30 minutos manejando. ¿Transporte público? Bueno, tendría que dedicarle 90 minutos para ir, otros 90 minutos de regreso  — de nuevo, si todo sale bien.

Considerando estos factores, mi sueño es comprar un automóvil híbrido o, en el mejor de los casos, uno eléctrico. Sin embargo, al ver los altos precios, me doy cuenta que está fuera de mis manos. Por ejemplo, un Smart Fortwo 2014 lo encuentras desde MXN $ 174,900 pesos; un Toyota Prius 2014, base, parte de los MXN 337,700. Mi gran sueño, un Nissan Leaf, en Estados Unidos tiene un costo de USD 36,000 dólares — precio en México, por confirmar.

Hace unos días, platicando con unos amigos, salió a la conversación el tema de los híbridos y los incentivos que ofrecen en otros países para adquirir una de estas unidades — como en Estados Unidos — … ¡algo que no ocurre en México! Y es que estoy convencida de que si el Gobierno ofreciera incentivos habría más autos híbridos o eléctricos en las calles.

Hoy leo un artículo en El Financiero, el cual trata específicamente este tema, cómo la falta de incentivos ahuyenta a los mexicanos de los automóviles híbridos. No es una sorpresa, cuando las mismas marcas piden al gobierno incentivos para beneficiar a los consumidores y al medio ambiente — en especial considerando ciudades como el Distrito Federal, que necesitan alternativas para minimizar las emisiones contaminantes.

“El problema en México es que no existen los apoyos gubernamentales necesarios, como en Estados Unidos, para impulsar este tipo de vehículos. Hasta el momento estos autos están exentos de pagar la tenencia, pero eso no es suficiente, es necesario que existan subsidios que promuevan su venta”, Marcos Pérez, director de Desarrollo de Producto de Ford de México.

En el caso de Nissan México, la automotriz espera que pronto el Gobierno incentive la compra de automóviles eléctricos con la implementación de una política pública, que elimine IVA por la cero emisión de contaminantes, así como el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN) y la Tenencia; además de ofrecer una tarifa eléctrica diferenciada en beneficio a los dueños de estos vehículos.

Vale la pena hacer hincapié que los automóviles híbridos y eléctricos alcanzan precios a la par de modelos de lujo. En lo personal, tener un vehículo con estas características no lo veo como tal. Si fueran más accesibles, con apoyos financieros, facilidades de pagos, una enganche manejable, muchos considerarían estos autos como una opción de compra consciente y amigable con el ambiente. Mientras tanto, seguirán siendo el lujo que pocos pueden alcanzar.

Fuente: La falta de incentivos ahuyenta a los mexicanos de los vehículos híbridos (El Financiero)