Alternativas para evitar el uso de aceite de palma

Una guía de productos libres de aceite de palma que le darán a tu vida un toque natural y saludable además de ser amigables con el ambiente.

El tema del aceite de palma está de moda y no por las mejores razones. Si no entiendes aún por qué está sonando tanto, te diré que es el aceite más utilizado en productos de consumo. Revisa los ingredientes de tu detergente, cosméticos, alimentos, entre otros, y sabrás por qué su producción es tan “necesaria”.

No es malo el uso del aceite, sino la explotación del medio ambiente durante su producción. Al ser una materia prima de alta demanda, los ingresos generados de su extracción son elevados y los productores hacen todo — y por todo me refiero a que deforestan bosques enteros — para aumentar las plantaciones de palma.

Al talar los bosques, se destruye el hábitat donde viven miles de especies. Por esta razón, muchas empresas han decidido utilizar sólo aceite de palma certificado, es decir que no ponga en peligro el ecosistema donde se encuentra instalada la planta productora.

Como ciudadano de este mundo también puedes adoptar una postura sobre el consumo del aceite de palma y tomar algunas acciones para proteger el ambiente. La mejor manera de evitar el daño que causa la producción de aceite de palma es bajar la demanda, es decir, dejar de utilizar productos que lo empleen en su elaboración.

Encontrar sustitutos para aquellos productos elaborados con aceite de palma no es tan difícil, sólo hay que saber buscar. A continuación te daré algunas pistas para que lleves una vida libre de aceite de palma.

Alimentos

Se sabe que algunas margarinas y mantequillas contienen aceite de palma, sustitúyelos por otro tipo de alimentos que son más saludables y que no por ser aceites son malos. Por ejemplo:

  • Aguacate. Tanto el fruto como su aceite son ricos en grasas saludables. El aceite de aguacate es ideal para cocinar a altas temperaturas ya que no pierde sus propiedades.
  • Aceite de oliva. Puedes utilizarlo en pastas, acompañarlo con pan y en lo que se te ocurra. Es un aceite con muchas propiedades y aunque a altas temperaturas llega a perderlas, sigue siendo una mejor opción que las margarinas.
  • Aceite de coco. Utilízalo como sustituto en recetas que contengan mantequilla u otros aceites, también tiene grasas saludables y su sabor es muy bueno — como cosmético, también funciona genial.

Productos de limpieza

  • Lavandería. Hacer tu propio jabón para lavar la ropa y suavizante casero te ayuda a ahorrar dinero y conservar el ambiente. Además mantienes alejados los químicos de tu cuerpo. Si no eres muy afecto a hacer las cosas tú mismo, puedes comprar detergentes en tiendas orgánicas.
  • Superficies. Algunos productos que todos tenemos en la casa y que son muy baratos resultan mejores limpiadores que los que compramos. El vinagre blanco y el bicarbonato de sodio hacen maravillas juntos, son más eficientes para limpiar cocinas, vidrios y baños que la mayoría de los limpiadores químicos en el mercado.

Cuidado personal

  • Belleza. Puedes revisar nuestra guía para elaborar productos verdes hechos en casa que cuidan tu piel, no contienen aceite de palma y tampoco tienen que probarse en animales.
  • Limpieza del cabello. La mayoría de los shampoos y acondicionadores que existen en el mercado contienen aceite de palma. Imagina la cantidad de personas que los utilizan diariamente. Prueba hacer tu propio shampoo y acondicionador a partir de productos naturales.
  • Cuidado de la piel. Puedes hacer tus propios jabones hidratantes con ingredientes naturales, también puedes hacer exfoliantes que mantengan tu piel suave y libre de químicos.

Dejar de utilizar productos con aceite de palma no sólo ayuda al ambiente, también te enseña a vivir de una manera más natural y en armonía con el ambiente. Si crees que hay alguno indispensable en tu vida, asegúrate de que al menos contenga aceite de palma sustentable.

Fuente: Put Down the Palm Oil: Planet-Friendly Alternatives For Your Home (One Green Planet)