La Unión Europea protege a las abejas y prohíbe otro pesticida

La Unión Europea ha prohibido el Fipronil, un nuevo pesticida que ha diezmado la población de abejas se suma a otros tres que ya están fuera de los cultivos.

Los pesticidas además de acabar con ciertas plagas que dañan los cultivos y provocar enfermedades a los agricultores, reducen la población de algunos insectos benéficos para el ambiente como las abejas. Las abejas son elementos clave para la polinización y la producción agrícola, pero el uso de algunos químicos esta disminuyendo sus colonias.

En otro intento por mantener la población de abejas, la Unión Europea (UE) prohibió el uso de un cuarto pesticida que pone en peligro la vida y trabajo de estos insectos. El Fipronil es un nuevo pesticida que se prohibirá a partir del 31 de diciembre y que se une a los ya prohibidos Clotianidina, Tiemetoxam e Imidacloprid.

Con 23 votos a favor de los 28 países que conforman la UE, se adoptará en las próximas semanas la prohibición formal de este agroquímico durante la reunión e su comité permanente de alimentación y salud animal. Dos países, España y Rumania, se pronunciaron en contra mientras que los 3 restantes se abstuvieron.

El Fipronil se emplea en los cultivos de maíz y girasol, pero está diezma la población de abejas, lo que traería consecuencias millonarias en caso de que las colmenas desaparecieran. Los agricultores no parecen estar conscientes de esta situación y las empresas productoras de agroquímicos hacen caso omiso a estas indicaciones por mantener el negocio.

Algunos países argumentan que no se han presentado pruebas ni estudios concluyentes de que el Fipronil sea la causa de muerte de las colmenas de abejas y solicitan que se prueben otro tipo de pesticidas, creo que tienen razón en esto útilmo. Las agroquímicas deberían encontrar la manera de crear sustancias que sean menos agresivas con el medio ambiente si no es posible controlar plagas de manera natural.

Tanto estas empresas como los agricultores, tienen el deber de cuidar el suelo y el entorno que les da de comer. Las industrias agroquímicas deben tomar en cuenta que hasta el más pequeño de los insectos tiene una función en el ambiente y, de no tomarlo en cuenta, podrían causar un daño que pueda poner fin a sus actividades comerciales. Los agricultores, por otro lado, deben solicitar asesoría ambiental para explotar sus cultivos de manera sustentable y eficiente.

Fuente: Europa protege a las abejas de nuevo pesticida (Teorema Ambiental)